Torturadores y sus padrinos.Por: Eddie A. Ramírez S.

ndiceers

Torturadores y sus padrinos.

Eddie A. Ramírez S.

La tortura se convirtió en una herramienta del régimen para poder sobrevivir. Muchos rojos ejecutan directamente las torturas a ciudadanos de la oposición por razones políticas. Otros son alcahuetas que apadrinan a los torturadores facilitándoles su aborrecible labor, por lo que también son torturadores. Cabe recordar que el Artículo 1 de la Convención de las Naciones Unidad contra la Tortura establece que ¨ Se entenderá por el término tortura todo acto por el cual se inflija intencionadamente a una persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por un funcionario público u otra persona en el ejercicio de funciones públicas, a instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia¨.
En la vieja acepción de lo que constituía la tortura, es evidente que son torturadores los oficiales y guardias nacionales que asaltaron en horas de la madrugada y agredieron a los residentes del campo petrolero de Los Semerucos. También los guardias nacionales que han agredido a ciudadanos con abusivo uso de la fuerza durante manifestaciones de protesta. Desde luego los funcionarios del Sebin que torturan a los presos en el Helicoide, denuncia formulada recientemente por el diputado Rosmit Mantilla, testigo de los hechos. A partir de 1987, priva la Convención citada, por lo que también se consideran torturadores a jueces, fiscales y a cualquier funcionario público que haya ocasionado directamente el daño o que lo haya propiciado.

Son torturadores los fiscales que han hecho falsas imputaciones y los jueces que han condenado a prisión a ciudadanos que han manifestado su desacuerdo con el régimen castro-comunista que impera en Venezuela. A continuación una pequeña muestra de jueces que deberán ser investigados por presuntas torturas al sentenciar sin pruebas: Gerson Niño, Carmen Amelia Chacín, Marjorie Calderón, Saturno Sánchez, Ciro Rincón Vera, Máximo Bernardo González, Carlos Julio Espinoza, José Ponce Anzola, Milagros Morales, Nerio Martínez, Samer Richard, Jesús Orangel García, Marlis Castillo. Juan Díaz, Fidolo Salcedo, Florencio Silano, Susana Barreiro, Miguel Graterol Maneiro y Migdalia Añez, entre otros.

Con respecto a los fiscales cabe investigar a Haifa El Aissami, Gilberto Landaeta, Isaías Rodríguez, Maikel Moreno, Eladio Aponte, Hernando Contreras, Yorauco Bauza, Luisa Ortega Díaz, José Benigno Rojas, Maribel Moreno, Gladys Carpio, Turcy Simancas, Alejandro Castillo y María Alejandra Pérez, para mencionar solo algunos. También pueden ser considerados torturadores los fiscales y jueces que avalaron despidos injustificados, así como Tarek Williams, quien se hace el desentendido.

¿Acaso no son torturadores los magistrados de la Sala Constitucional causantes del sufrimiento de millones de venezolanos a quienes se les violó su derecho constitucional a solicitar un referendo revocatorio y anularon la Ley de Amnistía? Sus integrantes son Gladys Gutiérrez, Carmen Zuleta de Merchán, Calixto Ortega, Arcadio Delgado, Luís Damiani, Lourdes Suárez Anderson y Juan José Mendoza Jover. ¿Y las rectoras del CNE?

Desde luego que Maduro y su tren Ejecutivo, principalmente el general Padrino López, también pueden ser considerados torturadores por ser los causantes de la escasez de medicinas y alimentos que hacen sufrir a la población y por apadrinar violaciones a los derechos humanos. Recordemos que una de las acepciones del diccionario es que ¨padrino es una persona que ampara y protege a otra, y que a veces emplea su poder para facilitarle la consecución de algo¨. Los torturadores tienen la opción de seguir delinquiendo y eventualmente enfrentar la justicia, la cual deberá decidir imparcialmente quién es culpable y quién es inocente, o bien propiciar un gobierno de transición mediante un acuerdo político que decrete una amnistía dentro de ciertos límites. Ello los beneficiaría y facilitaría la futura gobernabilidad.

Como (había) en botica: Era de esperar que Maduro designara a ministros radicales. Muy peligroso el nombramiento de El Aissami Ninguno tiene méritos y el país seguirá cuesta abajo. El nuevo aumento del sueldo mínimo es prueba de que la inflación no tiene control. Muchas empresas cerrarán. Le deseamos éxito a Julio Borges al frente de la Asamblea. La MUD falló en su estrategia para enfrentar al régimen. La buena noticia es que muchos de los dirigentes han aceptado que se equivocaron y que hay traidores en sus filas. Esperamos que depuren y rectifiquen. Lamentamos el fallecimiento del geólogo Alex Lorenz, buen ciudadano y excelente profesional petrolero. También de Roberto De Vries, respetado siquiatra, y de Octavio Lepage, quien fue luchador contra la dictadura de Pérez Jiménez:

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 10/01/17. Noticiero Digital, Runrunes

Publicado en JUSTICIA | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

El Sable y el Honor Militar. Por: Richard González C.



El Sable y el Honor Militar

El Sable tiene su origen como arma de guerra y la historia registra su aparición durante el IV milenio A.C. La destreza individual en su manejo por parte de los soldados, inclinaba la superioridad en los combates debido a su alta y efectiva contundencia para contener y dominar al enemigo. Pasó a ser un arma de uso exclusivo de los ejércitos y denotaba dominio militar y es así, como originó innumerables conquistas, historias y anécdotas que a título de ejemplo pudiéramos mencionar la famosa expresión: “La Espada de Damocles”. (… la que pende hoy día, sobre muchas cabezas, 2017)

Esta arma, con el correr del tiempo pasó a ser un elemento ceremonioso que sólo portaban o era para uso exclusivo de personas que ostentaban un rango, poder o posición en determinadas agrupaciones sociales y que a la final, pasó a ser parte del uniforme militar que con el desarrollo de la tecnología armamentista fue desplazado y quedó como significado glorioso, símbolo de mando y un compromiso de honor dentro de las fuerzas armadas. Es considerado una condecoración muy especial, a quienes les es otorgado tal reconocimiento:… “la entrega del sable”.

Nuestra historia lo reseña como arma de combate utilizada en la gesta libertadora y de hecho, el padre de nuestra patria “Simón Bolívar” es pintado por reconocidos artistas portando el sable con un significado intrínseco como signo de mando, distinción y honor: “Libertador de Naciones”.

Hoy día, se hace entrega de sables a los alumnos que culminan sus estudios en las Academias Militares, y lejos de un formulismo más como tradición histórica, es un acto sagrado. Se constituyen en ese momento, como integrantes del brazo armado de la Ley, administradores de las armas de la República y defensores de la soberanía, o sea, garantes de la Constitución que es el pilar fundamental de nuestra existencia que nos da identidad como Nación, razón por la cual, son juramentados ante Dios, la Patria, la Bandera, las Instituciones, etc., a costa de su propia vida…. y el sable es envainado ante la sagrada manifestación: “Si,… lo prometo”, y desde ese momento se sella en forma tácita y a conciencia, un compromiso, “Pacta Sunt Servanda”, y los graduandos así lo asumen en su acto de investidura militar.

Venezuela, atraviesa una difícil situación histórica producto, de una disociación cognoscitiva del modelo político inconstitucional impuesto donde han sido tergiversados los términos y es engañado el juramento (no los juramentados) dado que nuestra Carta Magna, no estipula sistema de gobierno bajo marcos teóricos de índole capitalista, comunista y mucho menos el inentendible, y fracasado socialismo del siglo XXI. La manipulación ha sido tan extrema y vulgar por parte de los actuales gobernantes que han puesto a nuestros militares al servicio de un partido político al margen del juramento y violando la más sagrada de las tradiciones, orgullo de los Oficiales Militares Venezolanos como es… portar ese sable, emblema del honor militar y signo exterior de respeto.

“A nuestro glorioso Ejército venezolano, forjador de libertades. Cumplan con su juramento representado en el sable.

Se los pide el pueblo de Venezuela, o la historia os demandará”.

Elaborado (01 de Enero 2017) por: Richard González C.

Publicado en BOLÍVAR | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EL TERCER FACTOR CIUDADANO: ¿QUÉ UBICACIÓN TIENEN LOS SISTEMAS POLÍTICOS LAS EXPRESIONES “OPOSICIÓN” Y “RESISTENCIA”?

¿QUÉ UBICACIÓN TIENEN LOS SISTEMAS POLÍTICOS LAS EXPRESIONES “OPOSICIÓN” Y “RESISTENCIA”?

Preliminar. – Existen estructuras genésicas que moldean el concepto de “Estado de Derecho”; y que adquieren significativa importancia en la configuración y el devenir de la actividad política de los pueblos. Esas estructuras, podemos decir, son de esencia ontológica, cuya presencia marca las bondades o rechazos del sistema político que las cobija.

Históricamente, se han presentado de manera pendular y excluyente. Nos referimos a los vocablos “Oposición” y “Resistencia”. ¿Qué podemos entender por uno y otro concepto? Seguidamente haremos una breve apreciación de ambos que, más que un análisis, no pasa de ser un bosquejo de estas dos interesantes figuras.

OPOSICIÓN. – Este vocablo usado en el orden político presupone la existencia de un gobierno democrático; y es la función natural que los sistemas democráticos corresponde a las fuerzas políticas que, como resultado de una consulta a la voluntad popular, no han sido favorecidas con el voto mayoritario y, por ello, no les ha sido confiada la responsabilidad de ser gobierno. La dialéctica del hecho político le asigna, principalmente, cuatro cometidos:

primero. Señalar las supuestas equivocaciones en la conducción del Estado y en el desempeño de la administración pública de los que gobiernan, de acuerdo con parámetros fijados por la Constitución, las leyes o la costumbre inveterada y arraigada;

segundo. Mostrar las desviaciones e inconsecuencias con lo prometido al lector, de acuerdo a la oferta programática electoral;

tercero. Señalamiento por la insatisfacción en los niveles diferentes a que tienen derecho los ciudadanos sobre los bienes sociales y servicios prestados por el Estado: alimentación, educación, salud, seguridad y justicia entre tantos;

cuarto. Trabajar activamente para llegar a ser Gobierno, en el siguiente proceso de comicios electoral. Como se puede deducir claramente, la Oposición es la otra cara del gobierno democrático que, junto con el equipo de gobierno, forman lo que en doctrina constitucional se denomina: administración activa y administración pasiva del Estado, actuando ambas dentro de una relación de complementariedad política. Podemos rematar el concepto afirmando que la Oposición es, y será siempre, el correlato del gobierno y que, por ello, es parte esencial de los regímenes democráticos; y que sólo dentro de esa valoración política tiene justificación y existencia, manifestándose siempre de manera pacífica y gozando de la protección de la tutela del Estado, por ser ella de manera natural una alternativa legítima de futuro ejercicio de gobierno, consagrada esta posibilidad en los artículos 2 y 6 de la Constitución con el rango de “Principios Fundamentales”. La Oposición presupone siempre la existencia de formal de un gobierno democrático, sin tomar en cuenta el nivel de eficiencia que ejecute. Es por ello que no deja de sorprender la actitud de la Mesa de la Unidad y de los dirigentes y partidos políticos que la conforman, el que en ningún momento se hayan formulado la obligada pregunta de si el régimen de Nicolás Maduro Moro encarna un gobierno de perfil y contenido democrático (olvidándose incluso de su legitimidad), o si se trata de una “Tiranía”, de una “Satrapía” o de un “Despotismo Totalitario”. Cuestión ésta desde todo punto de vista “elemental”, como punto de partida para decidir la calidad de las relaciones a sostener _ y la pregunta se torna más exigente, sin aceptar demoras, si admitimos en concordancia con la unanimidad de las doctrinas constitucionales, que en los sistemas democráticos en los cuales la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo y su esencia radica en la “división de poderes”, que el poder político configura la representación del Estado y que ese Poder está integrado por dos (2) elementos que, moviéndose dentro de una relación simbiótica, esto es, en una asociación dinámica que se apoyan y ayudan mutuamente, se tornan inescindible; actuando un elemento como gobierno activo y el otro como gobierno pasivo u Oposición, cuya función es la de controlar el accionar administrativo para que los cometidos y fines del Estado se ejecuten y realicen con arreglo a la Constitución y las leyes. De tal manera resulta que el gobierno activo (Ejecutivo) y el gobierno pasivo u Oposición, son los dos factores dinámicos e integradores del Poder Político dentro (y sólo dentro) del concepto de Estado de Derecho. Cuando esa relación armónica se interrumpe porque el elemento gobierno activo(Ejecutivo) desarrolla incontestable actividad concentradora de la totalidad de las funciones del Poder Político, desaparece automáticamente la noción de “Oposición” y se transmuta en “RESISTENCIA”, asumiendo ésta de pleno derecho (arts. 333-350 constitucional) el derecho-deber, o carga preceptiva, de restituir la conducta y función del gobierno a sus cauces de normalidad constitucional. En esta situación de absorción de la función opositora de control, vigilancia y denuncia por el elemento gobierno activo (Ejecutivo) se unifican ambos elementos de la ecuación política- democrática, dando nacimiento a una nueva y anómala dimensión política, que puede adoptar las formas de “Tiranía Ordinaria”, “Tiranía ideológica”, “Despotismo Totalitario”, etc. Cuando se verifica esta situación, la consecuencia rigurosa y fatal es que el factor político “Oposición”, como función contralora y representación de la Soberanía Popular desaparece y, en un empeño engañoso de persistencia, se convierte en un elemento de COLABORACIÓN. Para ello engendra la realidad inmediata de la “RESISTENCIA”, que se encarna en la institución de la Soberanía Popular, para cristalizar finalmente como “rebelión ciudadana”, a tenor de los mandatos contenidos en los artículos 333-350 y 330, esta última norma al considerar a los Oficiales militares en la situación de actividad como ciudadanos que gozan del derecho político activo del sufragio. Cuando los dos (2) factores de la ecuación del Poder Político se unen, lo cual puede ocurrir por hilos conductores variados (mesas de trabajo, diálogos, entendimientos programáticos, renuncia o atenuación de posiciones críticas, etc.), se difumina la diferencia que hace posible el dinamismo democrático y ambos elementos dan lugar a una línea común de aproximación y, finalmente, se resuelven en una misma y única realidad: desaparece la oposición y todo se convierte en una estructura informe de gobierno y con ello colapsa la ficción democrática. Pero, como podemos sospechar o inferir, estas cosas no ocurren de una manera ingenua y graciosa.

RESISTENCIA. ¿Encarna uno de los “Principios Fundamentales” de la Constitución? Por “Principios Fundamentales” debe entenderse el valor prescriptorio encerrado y encarnado en la norma que la pauta y establece los límites para el desarrollo legislativo posterior, al cual quedaron sujetos todos los mandatos conductuales y axiológicos.

La interrogante es interesante y sugestiva; y desde un primer momento podemos responder afirmativamente. Veamos por qué. Es sugestiva porque desata un caudal de emociones que rozan al mismo tiempo, con la inquietud y el miedo que se aposentan en el fondo de la realidad política venezolana. Este estado de ánimo responde a la debilidad tradicional de nuestro entramado constitucional y a la fragilidad histórica y congénita de un ordenamiento jurídico constitucional declaratorio y enrevesado, que al mismo tiempo que postula y encierra principios universales de justicia y convivencia organizada y de respeto a los derechos humanos, da paso franco a las fuerzas represivas del autoritarismo (arts. 230-original y reformado-, 226, 236.5.6.8.15.etc.) en sus más variadas manifestaciones, al conceder al Presidente de la República ventajas y privilegios y una suma de potestades y facultades que rompen y hacen ilusorio el necesario equilibrio de poderes y la imposibilidad del ejercicio de un control racional y efectivo del Ejecutivo Nacional. En consecuencia, la figura del “Caudillo”, devenido en dictador o tirano, es una posibilidad que subyace en nuestro derecho positivo constitucional. Pero también es cierto que la Constitución de 1999, siguiendo con bastante fidelidad lo preceptuado por el artículo 250 del Texto del año 1961, provee al ciudadano, como individualidad y pluralidad integrador de la noción de pueblo, de mecanismos apropiados para conjurar, de manera eficaz y radical, la amenaza de instauración de totalitarismos ideológicos o personales, teocráticos o seculares, que pretendan desplazar a los sistemas y organismos de naturaleza democrática (arts. 333-350). Pero ¿qué es un tirano y cuál ha sido el tratamiento histórico que se le ha dispensado? Para una mejor y cabal comprensión del derecho de resistencia consagrado en los artículos precitados (de cuyo ejercicio estamos tan necesitados actualmente los venezolanos), nada más conveniente y oportuno que recurrir a la conceptualización y conductas recomendadas por esclarecidas figuras del pensamiento histórico-universal, tanto secular como religioso, de la llamada antigüedad hasta la era cristiana.

La discusión y la preocupación por la figura de la “Tiranía” comienza a estructurarse doctrinalmente en la Atenas de Platón (año 327 a.c.), quien al considerar que esta manera de ejercicio del poder era contraria a la naturaleza humana, concluye afirmando que “un tirano pierde el derecho a la vida”, idea que sostiene a lo largo de los libros VIII y IX de su obra “La República”. Este criterio es compartido en un todo por su discípulo Aristóteles en “Política”, obra en la cual se expresan ideas, juicios y conductas para la organización del Estado, con particularidad muy especial, por lo atinado y trascendente, de que este pensador considera que, existen dos (2) tipos de tiranía: 1.- la que resulta de un gobernante cuyo acceso al poder tiene origen legitimo por ser producto del consenso y escrutinio ciudadano pero que en el desempeño de la función viola las normas legales y, por ello, se convierte en ilegitimo (conducta denominada quo ad exercitio); y 2.- el gobernante que es consecuencia del engaño o fraude (absque título), llamado simplemente “tirano usurpador”, o sea, el que carece de justo título para el arribo al cargo (arts. 41 y 227 Constitucional). Igual opinión, en líneas generales, sustenta el pensador cristiano Santo Tomás de Aquino en su obra “Summa Theológica” y San Agustín en la “Ciudad de Dios”. Por su parte, los reformadores de la iglesia cristiana Martín Lutero (1536) y Juan Calvino (1509) y, especialmente, Juan de Mariana (“De Rege et Regis Institutione”) consideran que el gobernado puede llevar lícitamente la “resistencia activa” a los extremos máximos si no dispone de otro mecanismo lo suficientemente eficaz para desembarazarse del tirano. Sirven como ejemplo para justificar este proceder los casos de los tiranos Hiparco y de Clearco en Atenas y Julio César en Roma.

Modernamente, las denominadas “Teoría Funcional”, “Teoría del Derecho Natural” y las diversas teorías democráticas, condenan la presencia de los gobiernos totalitarios como una negación de los derechos del ciudadano a darse en libertad la forma de gobierno con fundamento en el ejercicio de la voluntad soberana (arts.5 y 6 Constitucional).

La doctrina que sustenta el derecho de los ciudadanos de revocar y destituir al gobernante que se ha hecho del poder por medios reprobables e ilegítimos o, que simplemente, ascendido al mismo por medios legítimos convierte o trastoca el mandato y lo ejerce en beneficio propio o de su grupo o partido político, encuentra asiento en la primera Constitución escrita de la era moderna representada por la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica (1787), la cual establece en la primera parte del segundo párrafo: “para garantizar estos derechos se instituyen gobiernos entre los hombres, los cuales derivan sus legítimos poderes del consentimiento de los gobernados; que el pueblo está en el derecho de cambiar o abolir cualquier otra forma de gobierno que empiece a destruir estos propósitos, y a instituir un gobierno nuevo….; y agrega que cuando “una larga sucesión de abusos y usurpaciones, todas ellas encaminadas de manera invariable hacia el mismo objetivo, revelan la intención de someter a dicho pueblo al absoluto despotismo, es su derecho, es su deber derrocar a tal gobierno…” Esta vigorosa determinación de profilaxia gobernativa encuentra plena recepción en el texto Constitucional patrio en las normas contenidas en los artículos 333 y 350; con la útil aclaratoria que mientras el texto norteamericano concede el “derecho de resistencia” activa al pueblo como sujeto múltiple, la Constitución nuestra lo consagra con mayor amplitud, al extenderlo como deber y obligación no sólo al pueblo (art350) sino también como un derecho- deber (jurídico y moral) individual a todos los ciudadanos y ciudadanas, investidos o no de autoridad (art333), entendiéndose por ciudadano y ciudadana todo venezolano y venezolana aptos para el ejercicio del sufragio, lo cual comprende a los puramente civiles y a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional (art330), en concordancia y armonía con los artículos 64, 132, 333 y 350 que, en conjunto, son un desarrollo fiel y riguroso de los “Principios Fundamentales” que tienen consagración en las disposiciones 2y5-único aparte-6 y 7de la Carta Magna. De esta manera queda respondida la interrogante planteada como encabezamiento de este punto. RESISTENCIA.

CONCLUSIÓN. La historia de las luchas y de las ideas políticas, con registro desde la antigüedad hasta los tiempos modernos, ha sido un enfrentamiento encarnado entre la libertad, las tiranías y los totalitarismos; habiendo sido la libertad como goce y como sistema de vida, un producto de la RESISTENCIA humana; y ha quedado demostrado que para su goce y ejercicio no es suficiente que esté promulgada en documentos solemnes de alcance universal o regional ni que esté recogida en ordenamientos jurídicos nacionales, sino que es necesario soportarlos sobre una firme conducta de RESISTENCIA contra los funcionarios que han llegado al cargo con arreglo a la legalidad o por vías de usurpación y lo ejerce con violación de lo indicado en la norma y más allá de las limitaciones legales establecidas. Al respecto dice Enmanuel Kant (Crítica de la Razón Pr{actica) que “la libertad es la independencia con respecto a la voluntad compulsiva de otro y en tanto puede coexistir con la libertad de los otros…”, con lo cual expresa que el derecho a la resistencia es inherente a la naturaleza humana y que es un derecho natural e innato que pertenece a la especie humana. Igualmente, la historia de los hechos políticos no registra la experiencia de que el tránsito de una tiranía totalitaria y comunista (y la venezolana pretende serlo) a un régimen liberal y democrático se haya operado a través de un proceso electoral. Aferrarse a la tesis o creencia contraria es una posición ilusoria, es un error, es un suicidio de la moral ciudadana. Pero es esta falacia a la que nos ha conducido la dirigencia política de molde tradicional congregada en la Mesa de la Unidad y de donde ha devenido la prórroga de la tragedia que padecemos. La Oposición y la MUD- así lo han testimoniado- han sido y lo serán siempre una expresión política integradora del binomio axiológico Gobierno-Oposición como expresión Global y Sincrética del concepto de Poder Político, que es típico de los sistemas democráticos, pero un bochorno en la realidad actual venezolana. Más todavía: persistir en recorrer la ruta marcada maliciosamente por la dirigencia política y la Mesa de la Unidad, es desembocar inexorablemente en el establecimiento de una “tiranía consensuada”; es renuncia a la democracia como modo y sistema de vida individual y fundamento de las sociedades abiertas. Pero ello, a la vez, sería el colmo de la estupidez e idiotez de los venezolanos.

EL TERCER FACTOR CIUDADANO

REMISIÓN: Elías Augusto Buchszer

Publicado en POLITICA | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

Todo volverá a sonreír. Por: Rodolfo Izaguirre

Todo volverá a sonreír

Rodolfo Izaguirre

Comenzó cuando las hojas de las ventanas se desprendieron de sus goznes y quedaron maltrechas y suspendidas y comenzaron también las paredes a desconcharse, a perder el color. El sol y la humedad se abrieron camino en la madera de las puertas y de los pisos y la casa empezó a encogerse, a desvencijarse y ya no hubo nada qué hacer: el tiempo, siempre al acecho, terminó de acabar con ella y las palomas que arrullaban en el tejado se fueron y no se las volvió a ver. Fue como si una enfermedad sin nombre se hubiese apoderado de la casa expulsando a las últimas personas que allí vivieron. La casa, olvidando el esplendor del pasado, llegó a convertirse primero en vivienda de gente de trabajo pero de paso y después, en pensión de mala muerte con hombres en camiseta o simplemente con el torso desnudo, vociferantes, bebiendo cerveza y soltando escupitajos y vulgaridades; algunos con boinas rojas recostados en la puerta de la calle. De modo que con el tiempo y el abandono, la casa se fue convirtiendo en solar menesteroso, refugio de mendigos y cobijo de harapos y desventuras. ¡Nada de su altivez quedó de ella! Hay mugre y manchas de oprobio y humedad en las paredes. El maderamen de la sala se levantó; las lámparas y lo que pudo haber quedado del mobiliario desaparecieron aventados por una furia depredadora; las pocetas y porcelanas de los baños destrozadas, los lavabos y bañeras colgando de las cañerías y solo se encuentran ahora por el suelo pedazos de cartón y periódicos que hacen la cama a los indigentes.

Nadie parece acordarse, tampoco, de Rosa Amelia, la “Niña” Rosa de los primeros tiempos. Sentada al piano frente a la ventana con las cortinas abiertas dejándose ver por todos los que andan por la calle y retienen el paso solo para verla y escucharla. Más allá de los treinta, blanca, elegante, un tiempo para la digitación y luego los valses de Teresa Carreño y algunos preludios de Chopin. Orgullosa de sí misma, helada, inaccesible, como una figura de madera, la Niña Rosa vio desfilar a varios pretendientes pero ninguno se ajustaba a su altura y actitudes aristocráticas y como si ella misma fuera la casa, fue envejeciendo, derrumbándose, abrazada a una soledad inmisericorde y a un hastío corrosivo que ella perfumaba con el consuelo tardío e ineficaz de un diminuto pañuelo de encaje impregnado de agua de colonia francesa. Pero, no obstante, en la Niña Rosa había cierto porte, cierta imponencia teatral y gracias a ella, al menos, se oía música en la casa y el témpano de los preludios endulzaba o suavizaba, en alguna medida, las asperezas cotidianas.

La caída definitiva de la casa tardó apenas dos décadas de mala administración, abusos, indiferencia, omisiones y decrepitud. Alguna grave equivocación administrativa, alguna herencia mal dispuesta y la terquedad del dueño de la casa de convertir el corral de guanábanos jobos y gallineros en cuartuchos de vecindad (¡una “solución habitacional”, dijo!) hicieron que la ignominia y los escándalos, los robos y fechorías envilecieran aun más la casa desterrando a Chopin y a Teresita Carreño. La casa en abandono se erosionó a sí misma, se condenó a su propia clausura y se dejó vencer por el derrumbe. La calle y la parroquia en la que estaba situada, controlada ahora militarmente, también fueron víctimas de una progresiva depresión urbana y las familias buscaron lugares en el este de la ciudad estrenando urbanizaciones y la vieja cuadra de la casa quedó convertida y sepultada en una convivencia patética y maloliente, en un barrio marginal.

El país azotado por la ineptitud y los desvaríos también sucumbió, se extravió en caminos retorcidos y en vericuetos políticos e ideológicos rechazados en otras latitudes y vio sus patrióticos colores desvanecerse, perder la risueña altivez y lozanía con la que alguna vez se mostraron al mundo. Ya no es el sol de la mañana el que entra a raudales por las ventanas de la casa o la helada música del piano que sale por ellas sino la ignorancia, la impunidad, el tráfico de drogas, el denso olor del miedo, los presos políticos y las torturas, la grisácea atmósfera de lo ilícito, el desacierto económico, la inseguridad física y jurídica, el arte y la cultura como tierra arrasada, la corrupción y la complicidad en el brillo de las botas y en la pulcritud casi paranoica del uniforme militar.

¡La madera que cruje en la decrepitud de la casa equivale al llanto del niño que sufre hambre y se desmaya en el aula escolar o a la ansiedad de la madre que no alcanza a alimentarlo! La morgue, las muertes violentas y la corrosiva humedad del muro que repta por igual en nuestras almas terminan perplejas frente a un ejército irresponsable que masacra a gente joven en Barlovento en lugar de marchar, cantar ridículos himnos, acumular medallas, ejercitarse vanamente y mantenerse ocioso en sus cuarteles mientras yo busco sin encontrarlo a un soldado leal a la Constitución que me ayude a recuperar la casa.

¡Pero la casa se desploma, se hace humo sucio y miseria! Somos muchos los que atados de manos tratamos de evitar la ruina total mientras unos pocos, desalmados, se enriquecen traficando drogas y envenenando las conciencias sin dejar huellas cómplices sobre la ya célebre rampa presidencial. Se asegura que un virulento bacilo depredador ya está sembrado en la ética venezolana, pero soy de los que creen que desde los escombros podemos levantar la casa. Voy a cumplir ochenta y seis años y no la veré porque llevará tiempo volver a escuchar el arrullo de las palomas sobre el techo y los acordes del piano y los preludios en el salón, pero las boinas rojas, hombres violentos, armados, escupiendo vulgaridades no permanecerán mas recostados en el portón, y se fijarán nuevamente las maderas del piso, los azulejos de los zócalos y las cerámicas de los baños y colgará otra vez, ondulante y vistoso, el cortinaje de la sala. Se erradicarán las mentiras del régimen y resurgirá el lenguaje, nos miraremos a los ojos y… ¡todo volverá a sonreír!

REMISIÓN: Alfredo Cedeño

IMAGEN: Cortesía de Canal de Noticias

Publicado en Venezuela | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Bloomberg: Siguen llegando a EE.UU. testigos de la corrupción catastrófica en Venezuela | Factor MM

Bloomberg: Siguen llegando a EE.UU. testigos de la corrupción catastrófica en Venezuela

Home. Noticias. Internacional

Bloomberg: Siguen llegando a EE.UU. testigos de la corrupción catastrófica en Venezuela

DICIEMBRE 9TH, 2016 EDITOR CONTENIDO INTERNACIONAL, NOTICIAS

https://assets.bwbx.io/images/users/iqjWHBFdfxIU/iaCNqv2HV1ho/v0/800x-1.jpg

Si sabe algún secreto sobre el gobierno de Maduro, Martín Rodil podría conseguirle un trato.

El entorno era idílico: el resort Belmond La Samanna en el lado francés de la isla de San Martín. Se trata de un refugio en el Caribe con cabañas de playa, canchas de tenis y habitaciones que cuestan US$1.000 por noche. Mientras los huéspedes disfrutaban masajes al aire libre y cócteles en las hamacas esa tarde de febrero, dentro de una habitación todo el mundo estaba ocupado haciendo negocios. Un ingeniero de la petrolera estatal venezolana, Petróleos de Venezuela S.A., colocó una pila de documentos de 30 centímetros sobre la mesa, y comenzaron las preguntas de tres investigadores de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Nueva York. El ingeniero había llegado por avión desde Venezuela vía Curaçao, primero en un vuelo comercial y luego en uno charter, para cubrir su rastro.

El ingeniero y sus documentos eran centrales para un caso en el que los investigadores llevaban trabajando cinco años: la canalización de cientos de millones de dólares de PDVSA a Irán a través de bancos estadounidenses y suizos, eludiendo las sanciones impuestas por Estados Unidos contra el país. Los investigadores sospechaban que PDVSA había lavado los fondos a través de contratos de construcción de viviendas enormemente inflados con empresas iraníes. Los documentos parecían detallar las transacciones de vivienda y los pagos a cuentas bancarias suizas a través de JPMorgan Chase, lo cual podría violar la ley estadounidense. La investigación está en curso; PDVSA no ha sido acusada de actividades ilegales que involucren a Irán.

El ingeniero, un hombre afable que hablaba poco inglés, sabía que si el caso prosperaba, podría aspirar a recibir asilo político en Estados Unidos, junto con una posible recompensa por revelar información útil para el caso. También vio lo que los iraníes estaban haciendo y no le gustó. Así que aunque el interrogatorio duró dos días, fue paciente.

Había otra persona en la habitación, el hombre que había organizado todo: un venezolano llamado Martín Rodil. Alto, con gafas y unos kilos de más, Rodil, de 43 años, dominaba el arte de ser tanto implacable como dulce. Fue investigador de bajo nivel en el Fondo Monetario Internacional en Washington hasta que un conocido lo contrató en 2006 para revisar los pagos de PDVSA a Irán. El tema se convirtió en una obsesión para él, y en poco tiempo ya estaba en comunicación con la oficina del fiscal de distrito en el Bajo Manhattan. Rodil era un colaborador no convencional, dice un ex investigador: no buscó crédito y no sabía al principio si pediría dinero por ello. Y los documentos y pistas que proporcionó casi siempre resultaron ciertos. A la larga comenzó a hablar con los fiscales sobre un testigo de los pagos a Irán a quien tenían que conocer. Había encontrado al ingeniero de PDVSA.

Y ahora, aquí estaban. Mientras Rodil trabajaba en una habitación, ayudando a traducir las respuestas del ingeniero, aún no había sido condenado como traidor en la televisión nacional venezolana. Los funcionarios estadounidenses aún no le habían advertido sobre las amenazas creíbles a su vida, ni le habían recomendado no viajar a ningún lugar cerca de su país de origen. Y los asistentes del presidente electo Donald Trump no habían empezado a pedirle consejo sobre Venezuela.

Eso vendría después.

Para el momento de la reunión en San Martín, en 2014, Rodil se había convertido en una figura clave, compensada y a veces polémica en las investigaciones de Estados Unidos de casos de corrupción y narcotráfico de Venezuela contra funcionarios de alto nivel del gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro y PDVSA. Parte de la información que transmitió -que Irán estaba a punto de colocar misiles en Venezuela, por ejemplo- resultó ser infundada. Pero la mayoría de la información que proporcionó sí fue confirmada, y conforme el populismo izquierdista sudamericano se ha debilitado, la fijación de Rodil por reemplazar al gobierno venezolano se ha convertido en una tendencia generalizada.

El caso del ingeniero de PDVSA es un ejemplo del servicio original y más básico de Rodil: entregar a venezolanos valiosos, y entidades gubernamentales le pagan modestamente por ello, dice. También tiene un negocio mejor pagado en el que sus clientes son venezolanos ricos que están desesperados por salir. Él les ayuda a hacerlo y, cuando se da el caso, trabaja con ellos para desarrollar estrategias para cooperar con las autoridades estadounidenses. Por esos servicios, cobra una tarifa por hora o se le paga por estar disponible para colaborar. El más lucrativo de sus negocios es una consultoría para empresas e individuos que buscan servicios de inteligencia y evaluación de riesgos en América Latina.

Rodil ha ayudado a que más de dos docenas de sus compatriotas emigren a Estados Unidos. Pertenecen a la élite de la diáspora venezolana que huye de una economía destrozada y la agitación social. Entre ellos figuran antiguos generales, ministros y ejecutivos del sector petrolero y un ex juez y guardaespaldas presidencial. El papel que desempeña en sus vidas es a menudo profundo: los persuade de revelar lo que vieron y en lo que participaron. Después evalúa el valor de su información y determina qué agencia gubernamental estaría más interesada en saberla. Establece la relación con la agencia y, a menudo hace algo más: ayuda a sus clientes a mudarse a lugares seguros con teléfonos a prueba de intervenciones, por ejemplo.

Algunos de los que ha entregado han participado en negocios corruptos. Muchos esperan intercambiar lo que saben por una visa o protección en Estados Unidos; otros quieren ayudar a las autoridades estadounidenses a ir tras de sus viejos jefes, colegas y líderes gubernamentales. Sus historias documentan la cruel mezcla de corrupción y mala gestión que se ha dado en Venezuela, que es miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y posee las reservas de petróleo más grandes del mundo. “Martín Rodil ha entregado activos y documentos críticos para los investigadores estadounidenses”, dijo un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos enterado de los casos.

-1x-1.jpg

La victoria de Trump parece haber propulsado el negocio de Rodil. El lunes por la mañana después del Día de Acción de Gracias, conduce su coche mientras habla. Casi tiene demasiados negocios de los cuales encargarse. Mientras recorre Washington, su ciudad adoptiva, su teléfono no deja de sonar. La gente cercana al equipo de transición de Trump le llama para pedir un informe sobre la política venezolana. También hay mensajes de texto por responder, llamadas por hacer, reuniones con los republicanos del Congreso a las que asistir. De pronto se detiene y estaciona su automóvil.

“He trabajado sin parar desde que Trump ganó. Todo el mundo quiere saber lo que significa”, dice Rodil sentado en su coche aparcado, con las luces de emergencia encendidas. Durante su campaña, Trump prometió reprimir al gobierno venezolano. Ahora que resultó victorioso en las elecciones presidenciales estadounidenses, Rodil ha recibido múltiples consultas de altos funcionarios de gobierno y oficiales del ejército venezolano. “La gente está realmente asustada”, dice.

Para apreciar el alcance del papel de Rodil es necesario comprender hasta qué punto ha caído Venezuela. La historia inevitablemente involucra petróleo. En 1960 el país era el mayor productor de petróleo del mundo; actualmente Arabia Saudita produce casi cinco veces más.

PDVSA nunca fue la compañía petrolera más eficiente del mundo, pero en los años noventa era un monopolio estatal competente. Se trataba de un híbrido: una empresa nacionalizada pero abierta a proyectos conjuntos y manejada por miles de ingenieros, operadores de plataformas y trabajadores de la industria petrolera experimentados. En 1997 la producción alcanzó un nivel máximo de 3,6 millones de barriles diarios, y la compañía tenía un plan quinquenal para alcanzar los 5 millones. Actualmente produce apenas 2 millones de barriles diarios.

En 1998, Hugo Chávez, un carismático ex paracaidista del ejército, ganó la presidencia por una mayoría abrumadora. Impuso grandes cambios a la política industrial, la propiedad de la tierra y la distribución del ingreso. En PDVSA instaló a altos ejecutivos que compartían su ideología. En 2002 nombró como presidente de la empresa a Gastón Parra, un profesor sin experiencia en la industria petrolera. En cuestión de meses, los trabajadores se declararon en huelga, los sindicatos nacionales se unieron a la protesta y Chávez pidió la intervención del ejército. Los altos mandos se negaron y exigieron la renuncia de Chávez. Durante 48 horas, Chávez dejó el cargo en lo que fue, en esencia, un golpe militar. Pero los leales montaron un contraataque, Chávez regresó a la presidencia y condenó en televisión a muchos de los directores de PDVSA por su nombre. Para cuando terminó, había despedido a dos tercios de los empleados, incluidos los ingenieros, técnicos e investigadores más experimentados, y los reemplazó con personas más leales a él.

En dos años, Rafael Ramírez -el actual embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas- comenzó una década como presidente de PDVSA. Siguió la orden de Chávez de convertir a la empresa en un motor de cambio político y social. Chávez buscó liderar un grupo de países alineados contra Estados Unidos y utilizó el petróleo como herramienta política. Envió crudo fuertemente subsidiado a Cuba, República Dominicana y otros países, y pidió prestados US$65.000 millones a China, que le pagó en crudo. La compañía también creó decenas de filiales que no tenían nada que ver con la producción de petróleo, incluyendo una fábrica de ladrillos, una productora de sorgo y granjas de cerdos, así como programas para construir escuelas.

El ascenso de Chávez al poder también generó corrupción a una escala nunca antes vista en PDVSA. Según un informe reciente del Congreso venezolano liderado por la oposición, US$11.000 millones fueron saqueados de PDVSA de 2004 a 2014. La compañía pagó por un millón de toneladas de alimentos, por ejemplo leche en polvo, carne, pollo, aceite de cocina, y menos de un cuarto fue entregado en realidad. Auditorías internas calculan el costo de la pérdida en US$1.900 millones. Miles de millones más fueron pagados por contratos fraudulentos para plataformas petroleras, barcos y refinerías. Funcionarios estadounidenses sospechan que la compañía ha sido utilizada para esconder y lavar miles de millones ganados con negocios ilegales y ayudar a las guerrillas colombianas a traficar cocaína a través de Venezuela. (PDVSA no respondió a múltiples solicitudes de comentarios para este reportaje).

A medida que el país se hunde aún más en la crisis por la que está atravesando –al tiempo que las salas de emergencia que alguna vez fueron modernas funcionan críticamente con una escasez de antibióticos e implementos médicos, el crimen violento vacía las calles de la ciudad por la noche y las familias de clase media dejan de cenar porque la comida simplemente cuesta demasiado- especialistas en petróleo lamentan la rápida declinación de PDVSA. “Se está privando al pueblo venezolano de los recursos naturales que poseen”, dice Amos Hochstein, coordinador de energía del Departamento de Estado. “Venezuela puede y debe ser un país rico”.

Rodil llegó a Washington en el año 2000 como un graduado de ciencias políticas desempleado con la modesta ambición de estudiar inglés y expandir sus horizontes. Trabajó como chofer de limusina de medio tiempo y luego para el Fondo Monetario Internacional (FMI). En 2003 conoció a Tal Hanan, un ex comandante del ejército israelí que trabajaba como consultor de seguridad e investigación. Se mantuvieron en contacto.

Tres años más tarde, Rodil trabajaba como procesador de datos en uno de los departamentos latinoamericanos del FMI en Washington. Pasaba sus días ingresando información sobre los bancos centrales de América del Sur en bases de datos oscuras. Un día, mientras trabajaba en un proyecto sobre lavado de dinero, sonó el teléfono. Era Hanan. Dijo que un cliente, un banco grande, temía que un banco panameño que estaba comprando pudiera ser utilizado como conducto para el dinero vinculado a PDVSA y destinado a Irán, lo cual constituiría una violación de las sanciones estadounidenses.

La preocupación tenía sentido. En 2006, Chávez recibió al presidente iraní Mahmoud Ahmadineyad como parte de su plan para crear y dirigir un movimiento anti Estados Unidos. Un informe interno de 2012 para Chávez, obtenido por Bloomberg, señala que los dos países habían firmado 262 acuerdos para trabajar en Venezuela e Irán, para buscar petróleo, transportar combustibles, plantar y moler maíz, así como para construir fábricas de cemento y productos químicos. Los emprendimientos eran un “modelo para la lucha antiimperialista”, según el informe.

Hanan sabía que Rodil estaba trabajando para el FMI en algo sobre el lavado de dinero y dijo que esas habilidades podrían resultar útiles para su cliente. ¿Le gustaría trabajar a tiempo parcial ayudando a rastrear el dinero? Rodil pensó que el dinero extra podría resultarle útil.

-1x-1.jpg

Contando efectivo en Caracas. El bolívar, que alguna vez fue una de las monedas más fuertes del mundo, se ha devaluado a niveles mínimos históricos.

Rodil, que había hecho prácticas profesionales en PDVSA, llamó a un amigo allí. El amigo le contó que PDVSA había firmado contratos con empresas iraníes para construir apartamentos en toda Venezuela. Le proporcionó documentos sobre los acuerdos y también presentó a Rodil y al ingeniero de PDVSA, quien le entregó más documentos. Rodil llegó a sospechar que los contratos se usaban para cubrir el dinero que Chávez canalizaba a Irán. Renunció al FMI y se asoció con Hanan. Poco después, también comenzó a trabajar como consultor con Roger Noriega, que fue secretario asistente de Estado durante la presidencia de George W. Bush y a quien muchos especialistas en América Latina consideran un ideólogo de extrema derecha. Eso ha hecho desconfiar a algunos de Rodil y sus actividades.

Desde que tenía 8 años, Rodil ha usado un colgante de la estrella de David, un regalo de su abuelo. No fue criado como judío, pero al trabajar con un israelí en una investigación sobre Irán, comenzó a pensar en esa parte de su identidad. En 2007 él y Hanan decidieron contarle al gobierno israelí lo que estaban averiguando. A través de un contacto mutuo, Rodil fue a Bogotá a ver a Yosef Kuperwasser, un general brigadier retirado que había trabajado en actividades de inteligencia durante años y trabajaba como consultor de seguridad privada para el presidente colombiano Álvaro Uribe. Kuperwasser organizó una reunión en Israel con altos funcionarios de inteligencia para contarles sobre el contacto venezolano. En la sede de inteligencia de Israel en Glilot Junction, al norte de Tel Aviv, una docena de hombres interrogaron a Rodil y Hanan durante dos días. Rodil dice que los funcionarios lo instaron a presentar sus pruebas a las autoridades estadounidenses.

Sabía que algo extraño estaba ocurriendo, y estaba harto de ello

Cuando volvió a Estados Unidos, Rodil llamó a Adam Kaufmann, entonces fiscal asistente del distrito de Nueva York encargado de la división de crímenes financieros internacionales. Kaufmann había pasado años investigando el tráfico de drogas libanesas en Paraguay y había trabajado en casos en los que bancos y empresas suprimían el nombre de Irán de las transferencias de dinero para evadir las sanciones. Pero Kaufmann sabía menos sobre la conexión entre Irán y Venezuela.

Los documentos entregados por Rodil revelaron que PDVSA había financiado y gestionado al menos tres contratos con empresas iraníes de construcción, por un valor de más de US$2.300 millones. De las 24.000 unidades previstas, sólo un par de miles habían sido construidas. El ingeniero de PDVSA estuvo a cargo de uno de los proyectos, operado por Iranian International Housing. Había pasado un año tratando con los iraníes. Eran tiranos en el trabajo, y los consideraba corruptos y pagados en exceso: agentes de una gran estafa contra su país. “Sabía que algo extraño estaba pasando, y estaba harto de ello”, dijo en octubre en una entrevista telefónica desde Venezuela, en la que solicitó que su nombre no fuera revelado por temores de ser acusado de traición y encarcelado.

El gran valor del ingeniero era que sabía los detalles sobre el dinero. En su proyecto, según los documentos, los iraníes recibían alrededor de US$74.000 por apartamento, cuatro o cinco veces más que el costo unitario de construcción. Los fiscales sospechan que esa era la forma en la que Chávez (hasta que murió en 2013), y luego Maduro trasladaban dinero a Irán. Para recibir el pago en dólares, que Venezuela tenía e Irán quería desesperadamente, Behrooz Zangeneh, director gerente de Iranian International Housing, pidió que se le pagara a través de terceros. En una carta de 2011, Zangeneh dio instrucciones a Ducolsa, la compañía estatal de vivienda que PDVSA usaba para supervisar el proyecto, que dirigiera los pagos a una cuenta en Hyposwiss Private Bank en manos de una obscura empresa suiza de gestión de activos llamada Clarity Trade & Finance. Ducolsa realizó los pagos a través de JPMorgan Chase, según documentos de PDVSA. Los fondos deben pasar por Clarity Trade “en vista de las dificultades actuales para transferir y mover fondos”, escribió Zangeneh. (JPMorgan Chase se negó a comentar). Los investigadores no sospechan que el banco estuviera enterado de que lo estaban usando para ayudar a transferir dinero a los iraníes. Iranian International Housing y Zangeneh no respondieron a las solicitudes de comentarios. Hyposwiss Private Bank cerró en 2013; su dueño, St. Galler Kantonalbank, declinó hacer comentarios. Una empresa de contabilidad que representa a Clarity Trade, que ahora está en liquidación, también se negó a comentar).

Seis meses después de la reunión en San Martín, los fiscales transportaron al ingeniero por avión a Nueva York, donde se reunió de nuevo con ellos, firmó un acuerdo para cooperar y entregó sus documentos. Regresó a Venezuela, donde espera a ver si los fiscales presentan acusaciones y lo vuelven a llevar a Nueva York como testigo.

Una vez que los investigadores tocan a tu puerta, es demasiado tarde para que yo pueda ayudarte

En 2015 otra figura clave en el caso apareció en Estados Unidos. Rodil se enteró por un contacto venezolano que un ex ejecutivo de PDVSA había viajado a Nueva York para aprender inglés y tomar cursos de negocios. Rodil se puso en contacto con el hombre y le explicó que su firma en documentos clave podría meterlo en problemas legales en Estados Unidos. Trató de persuadirlo de hablar con los fiscales y se ofreció a concertar un acuerdo. El ex funcionario lo rechazó, argumentando que no había hecho nada malo, y se instaló con su novia en un apartamento alquilado a lado del río Hudson, en el condado de Westchester. Los investigadores se enrabiaron: un hombre que había firmado documentos cruciales en el caso estaba viviendo cómodamente justo al norte de sus oficinas en Manhattan.

En enero pasado, Rodil recibió una llamada en su teléfono celular antes del desayuno. “Necesito ayuda”, dijo la persona que le llamó. “Los policías acaban de estar aquí”. Era el ex ejecutivo de PDVSA. Un investigador de la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Nueva York y un agente del FBI habían llamado a su puerta a las 6 de la mañana. En español, le dijeron que sabían mucho de él: donde tomó clases de administración de empresas y dónde estudió inglés. Tenían documentos con su firma que parecían demostrar que habían ayudado a PDVSA a violar las sanciones estadounidenses contra Irán usando bancos de Nueva York. Al menos una carta decía que el dinero debería ser transferido a través de Estados Unidos, pero que era necesario que el nombre de “Irán” no figurara.

Respondiendo a las preguntas vestido con su albornoz, y un poco desorientado, el hombre dijo que funcionarios con más rango que él en PDVSA habían autorizado sus acciones. Los investigadores lo sabían. Querían usarlo para atrapar a sus jefes. Uno de los dos investigadores dijo: “Cuando yo regrese a casa, estaré con mi esposa y mis hijos. No tendré que pensar más en nuestra reunión. Usted, por el contrario, puede esperar otra visita. La próxima vez que pase por un aeropuerto de Estados Unidos, alguien podría tocarle el hombro”. Después de que se fueron, el hombre hizo su llamada telefónica desesperada. Rodil le dijo que se pusiera en contacto con un abogado. “Le dije: ‘Una vez que los investigadores tocan a tu puerta, es demasiado tarde para que yo pueda ayudarte’”. Una vez que el potencial testigo estuviera en manos de cualquier agencia estadounidense, ninguna otra agencia iba a pagarle a Rodil para que lo entregara. El ex ejecutivo volvió apresuradamente a Venezuela.

-1x-1.jpg

La vida empezaba a ponerse peligrosa para Rodil. Los fiscales federales se estaban concentrando en la corrupción en las operaciones de PDVSA en Estados Unidos en una serie de casos interrelacionados en Houston, Miami y Nueva York. Dos sobrinos de la esposa de Maduro estaban en prisión en Nueva York a la espera de un juicio. Los amigos de Rodil en la inteligencia israelí y las autoridades estadounidenses le dijeron que se habían enterado de amenazas contra su vida. La situación empeoró rápidamente. En abril, Diosdado Cabello, ex líder del Congreso y una de las figuras más poderosas de Venezuela, utilizó su programa de televisión para denunciar a Rodil. Sentado detrás de un escritorio con un gran mazo, Cabello declaró: “Los traidores venezolanos a su país: un venezolano llamado Martín Rodil. ¿Oíste? ¡Martín Rodil!”. Describió a Rodil como un hombre que se ganaba la vida ayudando a venezolanos corruptos a escapar a Estados Unidos para revelar secretos al enemigo. Lo acusó de estar involucrado en planes para un golpe de Estado.

Rodil no ha estado en Venezuela en 11 años. El año pasado el gobierno se negó a renovar su pasaporte, lo cual lo convirtió en un apátrida. Poco después de la aparición de Cabello en televisión, un contacto dentro de Venezuela reveló a Rodil que las autoridades iban tras de su hermano en Caracas. Rodil sacó a su hermano, a las 3 de la madrugada, por tierra a Colombia, y luego a Washington, donde vive con la familia de Rodil.

Los vínculos de Rodil con Israel han crecido. Con fondos de un judío venezolano, también trajo a docenas de médicos venezolanos y otros especialistas a Israel para hablar sobre un detallado plan para reconstruir el país tras la caída del chavismo. En el último año, Rodil ayudó a fundar Venezuelan American Leadership Council (Consejo Venezolano de Liderazgo Americano), un grupo de cabildeo inspirado en el poderoso Comité de Asuntos Públicos de Israel. Sus líderes –Rodil recién se convirtió en presidente del grupo- esperan utilizarlo para obtener el apoyo del Congreso para presionar a Maduro. Rodil obtuvo recientemente la ciudadanía israelí, y ahora ese es su único pasaporte. “Siento patriotismo por tres países”, dice. “Por Venezuela, donde nací; por Israel, de donde soy ciudadano; y por Estados Unidos, donde he pasado 16 años y donde están creciendo mis hijos”.

Los casos estadounidenses contra los venezolanos han comenzado a llegar a las salas de audiencias. A principios de este año, dos contratistas venezolanos de servicios petroleros se declararon culpables en un tribunal federal en Houston por sobornar a tres empleados de PDVSA para obtener contratos por US$1.000 millones en Estados Unidos. Se espera que los fiscales federales en Houston emitan acusaciones y confisquen propiedades de otros venezolanos pronto, dijeron personas familiarizadas con el caso. En noviembre, los sobrinos de la esposa del presidente fueron condenados en una corte de Manhattan por conspirar para traficar 800 kilos de cocaína. (Maduro y su esposa no fueron implicados.) De una forma u otra, los clientes de Rodil tuvieron que ver en todos estos casos.

No hace mucho, Rodil creó una nueva compañía, Inter-American Solutions, y se mudó a unas elegantes oficinas en K Street en Washington. Contrató a un investigador de la Oficina del Fiscal del Distrito del Condado de Nueva York y abrirá una sucursal en Manhattan en el Edificio Chrysler. Se está centrando más en la parte más lucrativa de su negocio: el trabajo de investigación y análisis para bancos, inversores y empresas.

Un jueves reciente por la tarde, Rodil y un pequeño grupo de venezolanos comían arepas, un platillo típico de Venezuela, en la sala de conferencias de la compañía. Rodil hizo una pausa, dejó su comida y todos se detuvieron para escuchar. Contó la historia de un cliente que tuvo que huir de noche por mar a una isla del Caribe y ahora está solicitando asilo en Estados Unidos. Habló del ex ejecutivo de PDVSA sorprendido en la puerta de su casa por los investigadores. Luego volvió a comer la mitad de la arepa que le quedaba en su plato. “Esta es la diáspora venezolana”, dijo Rodil. “Compramos esto de un puesto callejero abajo propiedad de un hombre que se fue. No estaba allá abajo hace un año. Veo venezolanos por todos los lugares por los que paso ahora”.

Las llamadas siguen llegando. “Hay tanta gente que quiere irse”, dijo. “Hemos llegado al punto en que tenemos que rechazar gente”.

Bloomber Business Week.

FUENTE: FACTOR MM

http://factormm.com/bloomberg-siguen-llegando-a-ee-uu-testigos-de-la-corrupcion-catastrofica-en-venezuela/

Publicado en PDVSA | Etiquetado , , , , , , ,

A un año del 6-D, ¿dónde nos encontramos? Por: FROILÁN BARRIOS NIEVES @froilanbarrios

A un año del 6-D, ¿dónde nos encontramos?

FROILÁN BARRIOS NIEVES

7 DE DICIEMBRE 2016 – 12:05 AM

A quienes les gusta escribir la historia reconocen que sus episodios se desarrollan en tiempos diferentes a los del cronograma, por tanto no cuentan solo las 24 horas del día, 30 días del mes o los 365 del año para apurar un desenlace político; son determinantes, eso sí, las estrategias, las decisiones claves que conllevan a un resultado impactante en la superación de las crisis políticas en cualquier país del mundo. Sobre este tema relató John Reed en su magistral obra Los diez días que estremecieron al mundo, cuando registra cómo desapareció la Rusia milenaria de los zares en el proceso de acciones ejecutadas por el partido bolchevique en el año 1917, en eventos que marcaron la historia universal, próximos a cumplir el primer centenario en octubre 2017.

Por tanto, henos aquí a un año del triunfo legislativo de la población venezolana, el 6 de diciembre pasado, cuando esperanzada la votación popular en la fórmula ofrecida por la MUD arrasaba con todas las trabas, trampas, argucias, que los poderes públicos y sus instituciones, llámense TSJ, Asamblea Nacional, CNE y el Poder Ejecutivo y su vasta estructura de ministerios y empresas del Estado, para impedir la decisión aplastante y mayoritaria del pueblo, de dotar a la dirección opositora de una representación calificada de 112 diputados o más, dicen algunas versiones, de la pela más vergonzante que haya sufrido representación gubernamental alguna en nuestra historia republicana.

¿Qué ha sucedido entonces en un año?, cuando se crearon las expectativas desde la Asamblea Nacional de salir de esta pesadilla en 6 meses, o en su defecto producir en 2016 una salida electoral, que resolviera la angustia de un país que clama el fin del peor gobierno y del presidente de la república más inepto que hayamos tenido desde 1830 hasta nuestros días.

La ineptitud presidencial ha producido el rechazo cercano al 90%, ya que la hambruna, el desabastecimiento, la escasez, entre otras carencias, el envilecimiento de la vida ciudadana registrado gráficamente con gente hurgando en la basura, incluso con prácticas de canibalismo en las cárceles, en fin, la pérdida de la condición humana en general, solo se ha registrado en nuestra historia en la guerra de independencia del siglo XIX.

¿Qué resiente la población?, somos un país atragantado ante la ausencia de una estrategia compartida e impulsada por el conjunto de la MUD; en cada lance de calle, movilizaciones, protestas, resaltan los forcejeos, las marchas y contramarchas, sin hoja de ruta certera. A un año del 6-D 2015 quedó en vilo el RR, otros ofrecen la Constituyente, la enmienda, 350, en fin en un casting de propuestas, lejano a una alternativa sólida que acabe con esta pesadilla de régimen.

A la gestión de Maduro no la salva nadie, ni el diálogo manipulado, ni el cono monetario; se le acabó el tiempo hasta de respirar, siendo necesario para que esto culmine en el marco constitucional la conformación de un gran acuerdo de unidad nacional, donde partidos políticos, sindicatos, academia, estudiantes, empresarios, iglesia, se encuentren representados y reconocidos. La barbarie no debe ser nuestro destino.

@froilanbarrios

FUENTE: EL NACIONAL

REMISIÓN: César Guillén

Publicado en MUD | Etiquetado , , , , , , ,

¿EL CAMINO EQUIVOCADO…? Por: Joaquín Chaffardet

Para mis amigos

¿EL CAMINO EQUIVOCADO…?

La dictadura demostró más, muchísimo más, habilidad política que la MUD. La dirección de la MUD demostró ceguera política y estar apartada de la realidad con el solo hecho de ir a la “mesa de diálogo”. Acompaño a esrte artículo los enlaces a dos artículos certeros y reveladores, que son un grito de alerta a la comunidad democrártica nacional.

La MUD es necesaria pero con una dirección objetiva y realista en sus apreciaciones de la realidad nacional. Los responsables de este rotundo fracaso y del daño a la MUD y a la unidad nacional, deben hacerse un examen de conciencia y dar paso a otros en la dirección de la oposición institucional.

Es necesario poner los pies sobre la tierra y revisar la irreal premisa de una salida “constitucional, democrática, pacífica y electoral” que ha sido convertida por la dirección de MUD en una especie de fórmula dogmática, base fundamental de su acción o inacción y justificativo de sus errores, que no tiene otro efecto que envalentonar a la dictadura, hacerla sentirse segura. El viejo adagio dice “guerra avisada no mata soldados”

Tales premisas carecen de sustentación en la realidad de una nación donde la Constitución ha sido derogada de facto por el Ejecutivo y el TSJ; donde no hay ni siquiera un remedo de democracia; donde el partido de gobierno controla y maneja a su antojo el órgano electoral y los resulatdos de los comicios; donde la dictadura mantiene bandas de delincuentes asalariados y armados hasta los dientes, que con el apoyo de los narco-militares han asesinado a centenares de venezolanos constituyendo una seria amenaza para la paz presente y futura de la nación. Creer que esta pandilla de delincuentes y narco-militares va a salir del poder por votos es como creer lo que decía una vieja canción: “para llegar al cielo se necesita una escalera grande y otra chiquita” y salir a comprar las dos escaleras que en este caso son “el diálogo” y la supuesta “reconciliación nacional”.

A veces pienso, que muchos de nuestros dirigentes no oyen ni leen o no entienden lo que expresan diariamente los voceros de la dictadura: “no volverán” “los pulverizaremos” “ni con votos ni con balas llegarán a Miraflores”, “nunca permitiremos que asuman el poder nacional”, “¿ustedes quieren otras elecciones para que gane la derecha?” etc., etc, que revelan el carácter totalitario y delincuencial del régimen y sus personeros.

Del reciente “diálogo”, aparte de la clara victoria de la dictadura, lo más dañino para los sectores democráticos es que los genios de la MUD le pusieron en la mano a la dictadura la posibilidad de romper el logro de la mayoría calificada de las 2/3 apartes de la Asamblea Nacional cuando aceptan nuevas elecciones en Amazonas-Apure. Hay que ser bien zoquete para no pensar que si la dictadura las acepta es porque ya tiene listo el mecanismo para “ganarlas”, con el “apoyo logístico del CNE”, es decir con fraude.

Creo que estamos transitando un camino equivocado, que no es el camino que nos llevará a reinstaurar la libertad en Venezuela y salvar las migajas de país que quedan.

http://www.el-carabobeno.com/saldo-rojo-la-mud/

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/venezuela-es/article119540003.html

JOAQUIN F. CHAFFARDET

jchaffardet

Houston, TX 09 12 2016

EL CAMINO EQUIVOCADO….docx

Publicado en MUD | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario