Militares obligados a detener a #NicolásMaduro Por: Cnel. (Ej) Rubén Darío Bustillos Rávago OPINIÓN. @rdbustillos

MILITARES OBLIGADOS A DETENER A NICOLAS MADURO

Cnel. (Ej) Rubén Darío Bustillos Rávago

El que piense que las FAN es un empleador de igualdad de oportunidades, están muy lejos de esa realidad pues la persona que aspire abrazar la carrera de las armas tiene que ser muy especial:

1. Tienen razón quien cree que la FAN es consistente en negar la incorporación a sus filas a los ciudadanos (as) por ser demasiados viejos o demasiado jóvenes; demasiados gordos o demasiados flacos; demasiados alto o demasiado bajos.

2. Los aspirantes a hacerse profesionales de las armas, tienen que pasar un examen médico en donde se les niega el ingreso a quienes tienen pies planos o dedos adicionales o le falta un miembro; tiene mala vista, daños en la audición, o una mala dentadura; o si está desnutrido, si tiene adicción a las drogas o sufre de alguna enfermedad mental, contagiosa o incurable.

3. Si tienes antecedentes penales o es activista de un partido político, olvídese de la carrera militar pues la patria es una sola.

4. El aspirante tiene que presentar su certificado de bachillerato.

5. Se les efectúa un examen psicológico; se les mide su coeficiente intelectual (IQ) y conocimientos generales, descartándose a los de un bajo IQ; a quienes sufren de ansiedad; fobias o manifiestan oír voces en su cabeza o se identifican con un unicornio, andan en sillas de ruedas o les cuesta levantarse de la cama a las 05:00 am.

6. En la FAN hay un solo puesto de trabajo para el cual tienes que estar listo: La Guerra; en donde tienes que estar consciente de que tal vez puedas perder la vida.

No podemos olvidarnos que: “No puede ser militar el cobarde, el que carezca de dignidad, pundonor, ni el de relajada conducta, pues mal puede ser guardián de la libertad, honra e independencia de su Patria, quien tenga miedo al sacrificio y ultraje sus armas con infames vicios”.

¿Por qué recordar estos preceptos que tuvimos que cumplir las mayorías de quienes les dimos lo mejor de nuestras vidas al servicio de la patria y hoy conformamos la reserva moral de la FAN?

Pues no se trata de nosotros, sino de ellos, nuestros compañeros en situación de actividad; a quienes tenemos que recordarles que portar el uniforme no es suficiente para ser un verdadero soldado. Ellos; quienes tienen la guardia y custodia de las armas de la república, hoy secuestrada por unos traidores, corruptos y narcotraficantes, ya no tienen excusas para no actuar, ya que, en concordancia con nuestro juicio, el pasado 21 de marzo el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, integrado por honorables jueces nombrados por la única institución legítima venezolana, la Asamblea Nacional, AN, publicó una sentencia en donde ordenó a la Fuerza Armada Nacional (FAN) que desconozca al régimen de Nicolás Maduro y que restablezca el orden constitucional y el Estado de derecho en el país.

Apelando a los artículos 333 y 350: “Exigimos a jueces, fiscales, funcionarios policiales y militares que ejecuten acciones contundentes para frenar la injusticia, la arbitrariedad, el abuso y la conculcación de derechos cometidos por el régimen inconstitucional de Maduro” -reza la sentencia-.

La sentencia se dictó en respuesta al Recurso de Interpretación del Artículo 350 interpuesto por nuestro Frente Institucional Militar (FIM).

¡Soldado! Recuerda tu juramento ante la bandera. Es tu obligación cumplir el mandato constitucional, reiterado por el TSJ como máxima autoridad judicial venezolana, en donde te ordena liberar nuestra patria, hoy mancillada por sus enemigos externos e internos. Si no lo hicieras, la patria os demandará. Caracas, 28 de marzo de 2018.

rdbustillos, @rdbustillos.

Presidente del TSJ en el exilio ordenará la detención de Nicolás Maduro

www.noticiasaldiayalahora.com

POR: REDACCIÓN NOTICIAS AL DIA Y A LA HORA 26 MARZO, 2018

Miguel Ángel Martín, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en el exilio, aseguró que los magistrados tienen la potestad de ordenar la detención del presidente Nicolás Maduro porque fueron designados por la Asamblea Nacional.

El 21 de julio del 2017, la Asamblea Nacional de Venezuela designó a 33 magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el máximo órgano judicial del país, en reemplazo de los jueces que el Parlamento de mayoría chavista había nombrado antes de ceder el control de Legislativo a la oposición. Casi de inmediato, se emitieron órdenes de captura contra los nuevos magistrados y la policía política los empezó a buscar. Treinta de ellos salieron del país, uno fue detenido y no se sabe la situación de otros. Miguel Ángel Martín, el presidente del TSJ en el exilio, vive ahora en Estados Unidos y estuvo esta semana en el Perú, reseñó El Comercio

— ¿Cuáles son los asuntos prioritarios del TSJ en el exilio?

Tenemos un plan de acción que está dirigido a desarticular el crimen organizado instalado en el régimen e impuesto desde Cuba, y que se creó para subvertir la democracia en América Latina. Vamos a establecer el piso jurídico para el retorno a la democracia en Venezuela. Los temas que vemos están relacionados con violaciones a los derechos humanos, delitos de lesa humanidad, corrupción grave, que son los que encuadran dentro de la convención de Naciones Unidas contra el crimen organizado.

— ¿De qué manera pueden hacer valer sus decisiones para que estas no terminen siendo solo simbólicas?

La mayoría de nuestras decisiones son constitutivas de derecho. Trabajamos de la mano de organismos internacionales como la OEA, la ONU, el Grupo de Lima, el Parlamento Europeo. Es decir, logramos que nuestras decisiones tengan un impacto desde lo internacional hasta lo nacional. Por ejemplo, nuestra primera decisión fue declarar el fraude de la Asamblea Nacional Constituyente. Todos los organismos antes mencionados han avalado nuestro fallo. Además, hemos remitido a la Corte Penal Internacional una demanda contra 40 generales por delitos de lesa humanidad.

— ¿El TSJ en el exilio puede ordenar la detención del presidente Maduro aunque este siga en ejercicio?

Sí. Nosotros somos la autoridad judicial legítima que fuimos designados por la Asamblea Nacional en un proceso que duró un año. Tenemos facultades constitucionales que podemos cumplir perfectamente fuera de nuestro país. El artículo 333 de la Constitución dice que todo ciudadano investido o no de autoridad tiene que luchar por la vigencia de la Carta Magna. Y nosotros hemos sido designados por 12 años y tenemos el deber de rescatar el Estado de derecho.

— ¿Están preparando algún caso contra el presidente Maduro?

Sí. La fiscal general [Luisa
Ortega Díaz] presentó una querella por un caso de corrupción relacionado con contrataciones con Odebrecht, en que se hace referencia a 13 grandes obras que no fueron construidas en Venezuela. Ella presenta pruebas de una investigación que comenzó en el 2011 y de otra denuncia que se acumuló desde el 2015. Admitimos el antejuicio de mérito y fijamos la audiencia para el 3 de abril. El señor Maduro debe acudir o enviar a un defensor. Y después decidiremos si hay lugar o no a un juicio. Para llegar a juicio el caso tiene que ser remitido a la Asamblea Nacional para su autorización. Y si no hay lugar, se sobresee la causa.

— Si la Asamblea Nacional dice que sí hay lugar a juicio en ese momento, ustedes están habilitados para ordenar incluso la detención del presidente.

La fiscal hizo una solicitud para que pidamos la alerta roja ante la Interpol para la detención del señor Maduro. Nosotros en el auto de admisión nos reservamos la oportunidad de la audiencia para decidir la procedencia o no del pedido.

— El señor Maduro pretende venir al Perú a la Cumbre de las Américas. Quizá para ese momento ustedes ya puedan pedir la alerta roja.

El 3 de abril es la audiencia. A partir de ese momento podremos decidir si hay lugar o no al juicio. Sería irresponsable decir algo que no sé si pasará.

— La fiscal Luisa Ortega fue un instrumento del Gobierno para perseguir a sus opositores. ¿Ella deberá también responder ante la justicia?

Lo que te puedo decir es que la fiscal general Luisa Ortega Díaz fue designada por la Asamblea Nacional y fue ilegítimamente despojada de su cargo. Ella es la fiscal general y es la autorizada para presentar querellas contra altos funcionarios como el presidente. En relación con los hechos en los que podría haber estado involucrada, estos tendrían que denunciarse e investigarse para después tomar una decisión.

— ¿Cómo salió de Venezuela?

Una vez que juramos el cargo, al día siguiente detuvieron a uno de nuestros compañeros y todavía no estamos seguros de lo que ocurrió con otros dos, aparentemente están detenidos. El resto nos fuimos a la clandestinidad. Un grupo se refugió en las embajadas de Chile, Panamá, Brasil y México. Yo salí del país por mar en bote hasta una isla cercana a Venezuela y de ahí me fui a Estados Unidos. Otros salieron por tierra por Colombia. Como el Gobierno no daba el salvoconducto a los que estaban en las embajadas, una madrugada los sacamos y los pasamos por Colombia. Luego los llevamos a la OEA e hicimos nuestro acto de apertura. Y después cada uno fue al país que escogió para vivir.

— ¿Cómo hacen con los recursos, la logística para funcionar?

Utilizamos recursos mínimos. Vivimos como todos los exiliados venezolanos con muchas limitaciones. La verdad es que cada magistrado está resolviendo sus problemas de manera individual.

— ¿Cómo coordinan su trabajo?

Siete magistrados viven en Colombia, seis están en Chile, 13 en EE.UU. y cuatro en Panamá. Tenemos reuniones de junta directiva cada semana. Las hacemos en Coral Gables o en Washington D.C. y nos comunicamos vía Skype. Cada 15 días tenemos sesiones del pleno por vía telemática. Por ejemplo, ahora mientras estamos en el Perú, hemos interpretado el artículo 350 de la Constitución, que establece que todo ciudadano debe desconocer y resistirse ante un régimen que haya actuado fuera de la Constitución. Interpretamos la norma y establecimos que estamos frente a un Estado fallido. Activamos la resistencia civil y ordenamos a las fuerzas militares que detengan la barbarie que ocurre en el país.

— Pero la cúpula militar respalda al régimen

Estoy seguro de que hay muchos militares, no sé si la cúpula, cuyas esposas, hijos, familias están padeciendo lo que sufren los demás. Ellos saben que un grupo de pocas personas se robó el dinero del pueblo para beneficio propio y eso es algo que no se puede tolerar. Ellos tienen que cumplir con su deber y nosotros como tribunal les garantizamos que el deber cumplido será honrado. Les vamos a garantizar, cuando detengan al régimen anárquico, su rango y sus honores por el deber cumplido.

ooo0ooo

Santos deja un país nadando en coca, ahora legitimada. Sus áulicos en la Corte Constitucional le allanaron el camino con el consumo, convertido en dosis personal. Ahora acude al Congreso para que autorice la producción. Somos el país de la cocaína, que producen campesinos que no tienen alternativa, que consumen centenares de miles de jóvenes y niños que no pueden hacer otra cosa, envenenados por millares de jíbaros que solo acarrean en los bolsillos su dosis personal. Lo que queda va para que los grandes carteles la vendan en los Estados Unidos, donde según Santos están los culpables del entuerto.

Esa cocaína maldita es el principio y la causa de los mayores desastres. Como produce tanto dólar, no deja notar lo escasos que son los legítimos; como permite que lleguen tantas cosas baratas, de contrabando, esconde la inflación real, para felicidad del DANE y del Banco de la República; como emplea tanto bandido, tanta pobre prostituta, tanto infeliz campesino, tanto aprovechado comerciante, oculta el desempleo real, la ruina del campo colombiano, la tragedia moral de este país.

Quién sabe si la factura más pesada de la cocaína, premio que Santos y De La Calle le dieron a las FARC, sea la violencia y el desplazamiento forzado en Antioquia, en Córdoba, en el Catatumbo, en Arauca, en el Putumayo, en Tumaco, en el Chocó, en el Cauca, en Huila y Tolima, que se refleja en las zonas urbanas, fruto de esa belleza que Santos no deja de legado, las ollas del micro tráfico.

REMISIÓN:
Ruben Dario Bustillos Ravago
Fecha: 28 de marzo de 2018, 10:26
Asunto: Militares obligados a detener a Nicolas Maduro.
Para:
Favor difundir…

Militares obligados a detener a Nicolas Maduro y sus complices..docx

Anuncios

Acerca de LA PROTESTA MILITAR

Sammy Landaeta Millán es Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Administra Edita y desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com y
Esta entrada fue publicada en Rubén Bustillos Rávago y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Militares obligados a detener a #NicolásMaduro Por: Cnel. (Ej) Rubén Darío Bustillos Rávago OPINIÓN. @rdbustillos

  1. luigibar dijo:

    Reblogueó esto en haydemocracia.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.