El Recluta en la Escuela de la Inmoralidad. Por: Yitzhak Betancourt Solórzano @betancour

El Recluta en la Escuela de la Inmoralidad.

No sé si alguno de los lectores ha entrado a un cuartel del Socialismo del Siglo XXI, pero lo voy a tratar de describir textualmente.

En los actuales componentes de las distintas fuerzas militares venezolanas a la hora de reclutar no se miden, ni se tienen en cuenta las virtudes, reputación e integridad del individuo, la cual en nuestra actual crisis social una institución como la FANB no es ajena, por eso vemos que el Recluta refleja las faltas de sus Oficiales Superiores, tal como lo describe la jerga castrense Venezolana cuando se refiere “El Soldado es el reflejo de su Comandante” por ende tenemos Soldados y Soldadas de los niveles sociales del cual ha tenido mayor impacto la actual crisis Venezolana. Cada nuevo contingente los comandantes les exigen a los Jóvenes Oficiales Reclutadores que se desplazan a las distintas conscripciones del país a cumplir una meta, la cual se debe cumplir a todo trance y como una orden militar y no se le es permitido detenerse a reflexionar estos Oficiales subalternos, por ende se ven obligados a engañar y ofrecer promesas falsas a todo aquel individuo que esté a disposición; En la diversidad de todos nos encontramos con muchachos buenos de familias pobres, sin estudios, con las más difíciles condiciones sociales y sin oportunidades de ingresar a un mercado laboral el cual se encuentra en su mayor decadencia de nuestra historia y que por la necesidad e obligación se ven forzados a ingresar a las filas, pero al igual tenemos el lado oculto, muchachos de barrios que han crecido en zonas de más alto conflicto social, con dudosa reputación y alta carga de violencia, también tenemos consumidores de estupefacientes e algunos hasta con presentaciones en tribunales por crímenes como robo y homicidio. La vida militar entonces para estos individuos no se convierte en una oportunidad de regeneración, de crecer profesionalmente, de ser un mejor ciudadano, más bien todo lo contrario, se convierte en una escuela negativa donde no se le inculca al individuo el amor a la patria, a defenderla, a cambio se le adiestra a la ignominia la total desmoralización entre sí mismos. Los oficiales y sargentos careciendo de conocimiento científico social y psicológico, simplemente repiten el maltrato emocional en sus distintas versiones: Ladilla, Plantón y Mierdera del cual han sido víctimas en las distintas academias militares venezolanas. Esos maltratos emocionales los podemos describir como: falta de empatía, la descalificación, la violencia verbal, los insultos, las amenazas, el control excesivo, la extorsión afectiva, la culpabilización, la presión económica, los sarcasmos, la coerción, las críticas destructivas, el desprestigio de los vínculos del sujeto (descalificación política, descalificación social), el aislamiento emocional, las burlas, entre otros las cuales las distintas academias de psicología e psiquiatría describen y alertan que tienen fuertes impactos y consecuencias en la personalidad y no es que el ser humano se deba maltratar emocionalmente para formar un carácter castrense, es que el individuo se debe educar para ello, y en el área hay muchas herramientas disponibles como es el caso de Condicionamiento Conductual. Pero yendo más allá acaban teniendo a un soldado el cual no posee la confianza de sus superiores algo ínsito en una institución militar, tenemos soldados amenazando de muerte a oficiales y a sargentos rompiendo así la obediencia y subordinación, hurtando material estratégico, cometiendo diferentes crímenes dentro de la institución, como venta de drogas, tráfico de municiones y armas, al mismo tiempo seres humanos los cuales ya poseen una carga de violencia exacerbada como consecuencia social, siendo inducidos a una carga de violencia superior por lo cual es luego de cumplir el determinado tiempo de servicio es liberado hacia la sociedad como un potencial criminal, el cual ya posee entrenamiento táctico y curso básico de manipulación de armamento, mientras vemos al Oficial Superior e General intentando ser parte del saqueo institucional, corrompiéndose buscando la forma de subsistir en un sistema político totalmente podrido, sosteniendo una institución podrida de la cual él es parte y consecuencia.

En un momento tendrán que reflexionar, ya tenemos precedentes como el caso del Bandido denominado El Picure, quien fue soldado de fuerzas especiales de la Armada, esa tropa que sale a la calle entrenada y con armas a la mano se esta transformando en un monstruo que terminara devorando a sus creadores.

Muerte a la Tiranía, Viva la Libertad.

Fecha: 19 de octubre de 2017, 13:32

​Yitzhak Betancourt.

betancour@gmail.com

@betancour

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de NOTITOTAL

PDFANB.docx

Anuncios

Acerca de LA PROTESTA MILITAR

Sammy Landaeta Millán es Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Administra Edita y desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com y
Esta entrada fue publicada en Yitzhak Betancourt Solórzano y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.