¿CON QUE SE CEPILLA USTED, SEÑOR MINESTRON? Por: Jesús R. Malaver V. EL ADIPOSO PERSONAJE

EL ADIPOSO PERSONAJE

¿CON QUE SE CEPILLA USTED, SEÑOR MINESTRON?

A: Viktor y John.

Por: Jesús R. Malaver V.

La pesada, obscura y tormentosa noche había transcurrido insomne. Pablo Paciente Pío (alias triple P), como un tonto onírico, desciende de su barriada con 25 kilogramos menos, bien identificable su pérdida de masa muscular. Va vía del nosocomio federal, entre alucinaciones viso-auditivas y trémulas parkinsonianas, con un ropaje raído, que lo semeja a un personaje The Walking Dead. Su habitual presión sanguínea, en los tensiómetros de la misión de salud integral, caballero Don Santurrón Mayor, había incrementado, puesto que no localizaba a un aristócrata de apellido Losartan, el indicado en diagnosis, para su hipertensión grado III. Paciente Pío, no tenía para reunirse con ese alemán, porque era muy inflado, pedante y de muy finos y plutocráticos perfumes. Prefería comprar el pan indígena, que le amortiguaba su extrema debilidad. Esa luna, había soñado que era un príncipe de cuentos pediátricos, especie de lord burgués, con servidumbres que le rendían ágapes, necios que reptaban en zalamerías, de dedos y cuellos repletos de oro y diamantinos collares, de carruajes dorados, y de los infaltables menage a sex trois, donde desfloraba a doncellas que le suministraba un señor conocido en la comarca como el ´´Zar de las bellezas´´. Su glándula pineal, inundada de melatonina, no lo hacía despertar, máxime cuando era un viajero, de múltiples mares, increíbles cielos y tierras sagradas. En el instante que retorna al principio de la realidad, un suero ingresa lentamente en su torrente hematopoyético, y un frio auscultador va descifrando obscenidades biológicas. Señor Paciente, usted tiene muy elevadas temperaturas, una desnutrición severa, los electrolitos en el piso….. y el test palúdico positivo, argumentaba la sabia descendiente de la prole Nightingale. Y cómo respira aun usted, interrogaba la de impecable bata blanca. El paradigma de Pablo, era un nítido cuadro de asombrosa similitud, al del Dr. Viktor Frankl, aquel psicólogo de tránsito en un campo de exterminio nazi. Tributaba así, su crística fachada, un rendido homenaje al holocausto judío, de corte hitleriano. En la lúgubre habitación, de quejidos, llantos, angustias y desahuciados, en el fondo, sutilmente singlaba la canción de Blades, Pablo Pueblo. La patografía de Paciente Pío era horrible. Había sobrevivido de los conteiner de basura de su favela, al igual que de las zonas gentiles C, B y A. De la bondad de un Caritas. Su desodorante y pasta dental, era bicarbonato NA. Su jabón, las llaves, que le donaban en lavanderías de trajes para gente media, su papel toilette, agua del cielo y, la pechera de una franela roja Polo original, quien sabe de qué político del este urbástico. Champú para su cana y anémica cabellera, loción de cayena, preparada por él de las matas de la ranchería. Su tualet rendidor, pues defecaba una vez por semana. Su extensa hipersomnia de etiología alimenticia, que lo llevara a engullir un puño de perrarina Dog Chow, en su desespero de hambre, cierto 4 de octubre, día de San Francisco, cuando las damas encopetadas de la Quinta Mansión, en su actitud de filantropía, departían cual Madres Teresa de Calcuta, con los famélicos y esqueléticos perros que deambulaban en composiciones de Otilio Galíndez. Justo cuando el reloj de pared, al lado de una imagen del Dr. José Gregorio Hernández Cisneros, archiconocido en un país del Tercer Mundo, ubicado al norte de sur América, como El Médico de los Pobres, una república en descomposición y desintegración, marcaba las 3 en punto de aquel viernes santo, una extensa y continua línea verde se apoderaba de la pantalla biomédica. No hubo funeral, ni féretro, ni curas, iglesias, oraciones, pero si mucho miedo porque la autocensura evita el castigo de la soga que aprieta, dicho está decir, vivimos en el país, donde la tragedia es una utopía, el país de la felicidad infinita. Una furgoneta made in China, la de los préstamos patrios, avanza hacia la peste, con un haz de cuerpos neonatos, infantiles, adolescentes, adultos y longevos, que arribaron al hospital que yace en el centro de los desiertos y de las catacumbas, donde los dioses de los enfermos, de la Medicina, son los anti dioses de la salud y la vida. Mientras la Generación de los que pisan la hierba que no crecerá, al típico prototipo de las leyendas épicas de un Atila y sus Hunos, el señor Minestron arriba en su yate de 55 metros desde codaste hasta la roda, de una ciudad albergante de ciudadanos socialistas estilo XXI, que viajan allá, y se traen sus alcoholes de 25 años, tablets, tabacos, agua destilada, pastas dentales para hipersensibilidad, vestimentas aristocráticas, rolex áureos, vajillerías, línea blanca, farmacología, enlatados y demás sutilezas y delicateses del consumismo made in u.s.a. Aquella noche pesada, obscura y tormentosa, en el pent house del señor Minestron, con sede en el este capitalino, a las faldas del señor Ávila, ante un espejo con su rostro y papadas rozagantes, su adiposo cuerpo, después de su opima cena, servida por la dama de los turbantes blancos, con su pasta y cepillo importados y pagados en dólares, el ciudadano norteamericano John Kennedy Toole, le impetra al voluminoso gendarme de la kakistocracia cleptomaníaca…. ¿Con Qué Se Cepilla Ud. Señor Minestron?

Post Data. Siendo las 3.11 pm, del 09/10/2017, llega a mi celular, casi al instante de epilogar el presente artículo, el siguiente mensaje.

´´Murió mujer de 80 años por paludismo en Muelle de Cariaco´´. Mantente informado en EL PITAZO.

Ahora yo quiero preguntar al señor Minestron, ¿Con Qué Se Vacuna Ud. contra el Paludismo.?

REMISIÓN:
From: Jesus Malaver  kanter53@hotmail.com

Date: 2017-10-10 12:36 GMT-04:00
Subject: EL ADIPOSO PERSONAJE

CON QUE SE CEPILLA USTED.docx

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en Jesús Malaver y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.