LUMPEN Y MANCHAS DE SANGRE… ilustrado. [Disidentes_de_Altamira]

 

Cuando quien vela por la justicia considera que su permanencia está por encima de los derechos ciudadanos. Cuando la vida ajena vale menos que cuidar el botín. Cuando el terror por enfrentar a un país que pide explicaciones acerca de cómo se han gastado millardos y el pueblo no tiene comida, luz, agua, transporte, seguridad. Cuando no hay urnas para enterrar los muertos ni gas para cremar cadáveres, cuando hasta las parturientas deben hacer cola para parir, cuando ves a un hijo asesinado por el hampa, allí no hay revolución que valga.

Charito Rojas
Notitarde / ND 11 Junio, 2014
Manchas de sangre

“Un gobierno que emplea la fuerza para imponer su dominio enseña a los oprimidos a usar la fuerza para oponerse a él”. Nelson Mandela (1918 – 2013), abogado, líder del Congreso Nacional Africano (CNA), preso político durante 27 años y luego presidente de Sudáfrica. Premio Nobel de la Paz 1993.

Graduado de ingeniero, a los 24 años J.I. no lograba conseguir empleo. Su mamá, una buena señora de Tucupido, le montó una venta de víveres en San Juan de Los Morros, para que se defendiera “mientras tanto”. Hace cinco días, un malviviente de la zona lo emplazó a que le diera un cartón de huevos y J.I. le respondió que le regalaba unos huevos, pero que el cartón completo no podía. El hombre se fue y minutos después regresó, bañó en gasolina a J.I. y le prendió fuego. J.I murió, su madre quedó destruida y el malviviente pronto saldrá libre. El día anterior, Diosdado Cabello en un discurso televisado decía “Ellos nos odian porque somos pueblo, porque somos pobres, ellos quisieran vernos muertos”.

El caso de J.I. es real, como es real el del padre del asesinado fiscal Richani, quien esta semana se reencontró con su hijo en el más allá después que unos malandros, entre los cuales estaba un ex obrero suyo, lo asesinaran y colgaran su cuerpo en la puerta de la casa de su finca. Crímenes horrendos, que revelan el odio sembrado en un pueblo, el resentimiento aflorando de seres que culpan a quienes lograron más que ellos, de su propia y hasta merecida pobreza. País de impunidades con delincuentes protegidos por su filiación política, sicarios a veces con uniforme que creen tener el derecho a defender una revolución asesinando opositores. Autoridades que se pasan por el forro la ley con tal de quedarse en el poder. Un poder logrado a costa de la libertad de inocentes, del sufrimiento de madres, de los bienes trabajados por generaciones de venezolanos. Un poder manchado de sangre.

Cuando quien vela por la justicia considera que su permanencia está por encima de los derechos ciudadanos. Cuando la vida ajena vale menos que cuidar el botín. Cuando el terror por enfrentar a un país que pide explicaciones acerca de cómo se han gastado millardos y el pueblo no tiene comida, luz, agua, transporte, seguridad. Cuando no hay urnas para enterrar los muertos ni gas para cremar cadáveres, cuando hasta las parturientas deben hacer cola para parir, cuando ves a un hijo asesinado por el hampa, allí no hay revolución que valga.
Por eso son cada día menos, por eso usan la fuerza contra la razón, por eso bañan de prebendas a militares, por eso no enjuician a policías violadores, por eso enfilan su ideologización hacia mentes infantiles y juveniles, para con el método del cagalitroso dictador cubano, convertirlos en sus defensores.

Se les acabó la plata que compraba voluntades y engrasaba a los aprovechados. Se les acaba el tiempo y al pueblo la paciencia. Y por eso cierran medios, compran medios, acosan a periodistas y presionan para silenciar. El silencio es fundamental para las dictaduras.
Termino esta columna con el tweet de Luis Chataing, recibido a las 8,30 pm del martes 10 de junio: “Agradecido compañeros de trabajo y televidentes. Presiones obligan a @TelevenTV a sacar #ChataingTV del aire”. Si no tienen sentido del honor ¿por qué habrían de tener del humor? Hasta la risa se castiga en dictadura. Tic, tac.

AQUÍ ENTRE NOS
*Un informe del Grupo Ricardo Zuloaga, especialistas en sistemas eléctricos (no en vano Zuloaga fundó La Electricidad de Caracas) fechado en junio, analiza la falla del sistema eléctrico venezolano, dando un diagnóstico total de la situación. Según ellos, nuestro país ocupaba en 1998 el primer lugar de electrificación de América Latina, con más del 94% del país servido y el mayor nivel de consumo per cápita de la región, tanto residencial como industrial. Y con las industrias petrolera y metalúrgica en funcionamiento pleno. En 1998 el consumo industrial de Venezuela duplicaba el residencial, pero actualmente el consumo residencial supera el industrial, reflejo de la debacle económica que vive el país. De acuerdo a la investigación realizada por el Ing. José Aguilar, desde 1999 al 2013, los dineros públicos destinados al sector eléctrico nacional alcanzan un monto acumulado, indexado a 1998, que supera los US$ 94.000 millones, suficientes para haber construido dos sistemas eléctricos de dimensiones similares al que existía para 1998.
*Según el informe, tal debacle eléctrica es irreversible con el actual modelo político. Las excusas de los responsables (en 4 años de creado el Ministerio de Electricidad, ha habido 4 ministros) “son múltiples y reiterativas: lluvias, descargas atmosféricas, incendios forestales, vegetación, animales, crecimiento excesivo de la demanda, consumidores derrochadores, sabotaje y nuevamente, pretenden reeditar el fenómeno climatológico El Niño”. Las conclusiones a que llega el Grupo Ricardo Zuloaga refieren que el gobierno “no tiene interés en resolver la crisis eléctrica, y más bien sus acciones han estado dirigidas a inducir la crisis a objeto de desactivar el aparato productivo y decretar una emergencia eléctrica que le permitiera disponer discrecionalmente de una buena parte de los dineros de los venezolanos”.
*El diagnóstico de esta crisis eléctrica es clarísimo: 1) La ausencia de planificación y el incumplimiento de planes que llevaron a la insuficiencia y con ella a la emergencia. 2) La falta de mantenimiento que aceleró el reemplazo inmediato y las compras urgentes. El mantenimiento no genera comisiones y las compras urgentes son caldo de cultivo de irregularidades administrativas. 3) El congelamiento de las tarifas que asfixió económica y financieramente a las empresas privadas facilitando su estatización. 4) La desprofesionalización y subsecuente partidización política del sector que aseguró la complicidad en las decisiones conducentes a la crisis del mismo. 5) El ocultamiento de la información, que permite manipular la realidad eléctrica y evita la rendición de cuentas. 6) El entrampamiento energético: Se paralizaron desarrollos hidroeléctricos, para proceder a la compra indiscriminada y con sobrecostos injustificables de plantas térmicas, sin contar con el combustible necesario para su funcionamiento.
* Y las perspectivas que asoma el informe son terribles. El “Entrampamiento Energético” continuará intensificándose con la suspensión del suministro de gas de Colombia. La infraestructura eléctrica continuará deteriorándose por uso abusivo y mantenimiento deficiente y las obras requeridas seguirán rezagadas por falta de una gerencia acorde a la complejidad del servicio eléctrico y por tanto la crisis seguirá vigente.
*Las soluciones que ve este grupo de expertos a corto plazo incluyen ajustes tarifarios, pero dicen que la sociedad venezolana debe cuestionarlos hasta que el gobierno presente un programa creíble, verificable y auditable que asegure: 1) La rendición de cuentas de los recursos asignados. 2) La eliminación de asesoría técnica extranjera innecesaria y no calificada, como la cubana que cuesta al país hasta ahora alrededor de US$ 1.100.000 millones. 3) La reducción del uso ilegal del servicio eléctrico y de la morosidad de los entes oficiales. 4) El reajuste de la nómina de Corpoelec y la reformulación del contrato colectivo, que según las autoridades eléctricas está repleto de inequidades y solo beneficia al 10% del universo laboral.

ILUSTRADO Y REMITIDO POR: Alberto Rodríguez Barrera

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en Charito Rojas, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LUMPEN Y MANCHAS DE SANGRE… ilustrado. [Disidentes_de_Altamira]

Los comentarios están cerrados.