CARTA ABIERTA A NICOLÁS MADURO. Por: Jorge Ramírez Fernández.

castro.maduro
CARTA ABIERTA A NICOLÁS MADURO

                                     Por: Jorge Ramírez Fernández

          Antes que nada debo aclararle que soy venezolano por nacimiento, hijo y nieto de venezolanos de pura cepa, como puede comprobarlo en mi partida de nacimiento que es la No. 411 del Libro de Registro Civil de Nacimientos del año 1964 de la entonces Prefectura del Municipio Guanta del Estado Anzoátegui. Dato éste que no tengo el menor temor de hacer público. Además le digo que no puedo reconocerle a usted la condición de Presidente Constitucional de la República porque, como todos y cada uno de los venezolanos, estoy consciente que usted ejerce ese cargo en forma ilegítima, gracias a 1ero: Un fraude constitucional cometido por el Tribunal Supremo de Justicia que le permitió participar como candidato presidencial en las elecciones del 14 de Abril cuando estaba impedido de hacerlo por la Constitución, por su condición de vicepresidente de la República para ese momento 2do: Por un fraude electoral consumado por el Consejo Nacional Electoral avalado comanditariamente por todos los Poderes Públicos con la cómplice aquiescencia de la Comunidad internacional y 3ero: Por el aun no aclarado punto de su lugar de nacimiento y el de sus padres que podría ser, de ser ciertas las presunciones de gente importante y respetable, otro fraude a la Constitución, a las leyes y a la confianza del pueblo venezolano, que más temprano que tarde habrá de aclararse.

          Decidí escribirle estas líneas porque me siento asqueado de su comportamiento poco viril, poco serio y extremadamente indigno al permitir  que el país se encuentre sobresaltado porque por todos lados se corren rumores sobre que las Fuerzas Armadas están a punto de dar un nuevo golpe de estado, entre otras razones “por no poder permitir que una persona con doble nacionalidad o no nacido en el suelo venezolano rija los destinos del país” sin que usted haga lo que debe hacerse para que quede claro un punto tan delicado. ¿Hasta qué punto llega su irresponsabilidad y su falta de hombría?

          Otro asunto que me tiene sumamente disgustado y avergonzado es que desde hace algún tiempo usted vocea que ha decidido “emprender una lucha contra la corrupción” y es el caso que tanto su Ministro de Planificación como su Presidenta del Banco Central denunciaron el más escandaloso caso de corrupción del que se tengan noticias en los anales de la historia del país: El descarado desfalco de 20 mil millones de dólares a través de importaciones ficticias. Caso este que fue descrito con pelos y señales por el “Pavarotti de la revolución” en su cuenta periódica al G2 cubano. Según palabras suyas Sr. Maduro, nada menos  que el animador del “mejor programa de la televisión venezolana” El señor Mario Silva, quien detalló el “modus operandi” y los perpetradores, sin que hasta la fecha semejante escándalo haya sido objeto de la menor investigación.

          En su discurso ante la Asamblea Nacional para solicitar una inexplicable e injustificada Ley habilitante usted sorprendió al país pontificando sobre “el cadivismo” señalándolo como un crimen horrible contra la Patria, teniendo a su diestra al señalado expresamente de encabezar la mafia que desfalcó al país con el manejo inescrupuloso de los dólares preferenciales, y se le ha visto a usted abrazarlo, besarlo y llamarlo “hermano” Entonces ¿Cómo es eso?  ¿Lucha contra la corrupción o la está protegiendo? Sin embargo su fraudulento gobierno ha iniciado una campaña de terror contra miles de venezolanos que han usado su cupo individual de divisas, que es de apenas 3 mil dólares anuales, a su real gana ¿Acaso quiere decir que para el ciudadano común es delito usar sus dólares como se le antoje y para los enchufados privilegiados estafarle al País 20 mil millones de dólares preferenciales no lo es?

          Creo que también le debe usted alguna explicación al país sobre su favorito Temir Porras, a quien tan pronto llegó usted al poder colocó nada menos que al frente del FONDEN, el BANDES y el Fondo chino, es decir lo puso donde hay y de repente nos enteramos que fue destituido sin que sepamos el por qué, como no nos enteramos de cuáles eran sus credenciales para ocupar tales responsabilidades. Creo que los venezolanos debemos conocer cuáles son los criterios que usted usa para seleccionar los miembros de su equipo.

          Otra explicación que le debe usted a los venezolanos tiene que ver con el Caso Air France ¿Por qué si esa fue una operación conjunta de varios gobiernos europeos a Venezuela no se le notificó sino mucho tiempo después? ¿Por qué si a los ciudadanos de bien se les somete a un trato cruel y degradante cuando van a salir por el aeropuerto Internacional de Maiquetía al momento de revisarles sus equipajes hay privilegiados que no son tocados ni con el pétalo de una rosa y pueden pasar lo que les dé la gana sin el menor obstáculo? Uno debe pensar que si en un avión de una línea como Air France pueden cometerse “tremenduras” como meterle 31 maletas sin dueño con 1.300 kilos de droga ¿Qué no harán en los aviones de CONVIASA y AEROPOSTAL?

          Sr. Maduro.

     ¿Hasta cuando  usted y su fraudulento gobierno seguirán hablándonos de esa estupidez de “guerra económica” y “saboteo” ¿Quién es el responsable de que no hayan cabillas ni cemento en Venezuela y de que lo poco que se consigue se venda hasta en 5 veces su precio? ¿Quién expropió las fincas productoras del sur del Lago de Maracaibo y de los Valles del Estado Lara? ¿Se produce algo allí ahora? ¿Por qué Venezuela tiene que sufrir la humillación de consumir café y leche nicaragüense de pésima calidad y altísimo costo? ¿Por qué necesitamos importar pollo de Brasil o de cualquier otra parte del mundo? Antes de que la revolución de los ladrones azotara al país la casi totalidad del pollo que consumíamos  se producía en Venezuela. Díganos ¿Quién sabotea? ¿Quién les ha hecho la guerra a los productores venezolanos? ¿Quiénes se han enriquecido importando hasta alimentos podridos? No hable tanta basura, no nos haga oír tanta paja y bolsería. Los venezolanos estamos claros que cuando gobierna gente incapaz y ladrona pasan cosas como las que estamos sufriendo.

          Su gobierno me recuerda mucho a uno que tuvo Bolivia a comienzos de los años 80, no estoy muy seguro si García Meza era el apellido de quien lo encabezaba, de lo que si estoy muy seguro es de que a Venezuela internacionalmente se le está catalogando como un país narco-mandante, es decir que manda narcóticos.

          Mientras todas estas desgracias ocurren y los venezolanos debemos sufrir humillantes colas para comprar con limitaciones los alimentos necesarios para la subsistencia y presenciar comportamientos aberrantes, nunca antes vistos, donde han muerto ciudadanos peleándose un pollo, un paquete de harina pan, leche o un pote de mantequilla, usted no tiene empacho en darle a su hijo un cargo que entendemos debe estar excelentemente remunerado y que debe tener mucha importancia a juzgar por la cantidad de escoltas y la caravana de vehículos que acompaña sus desplazamientos, así como nombrar a un sobrino político suyo como Tesorero Nacional, nada menos. El nepotismo para usted no es corrupción por lo visto. Sería interesante que los venezolanos conociéramos al detalle el monto de lo que usted ha recibido en viáticos en dólares desde que ocupó la cancillería hasta hoy, quizá si conociésemos esa cifra podríamos entender la causa de su divorcio absoluto con la desgraciada realidad de sufrimos los ciudadanos comunes y corrientes.

         Un gobierno que cada día demuestra su inhumanidad con los pacientes que sufren de cáncer y otras patologías, la perversidad que significa que los venezolanos que tienen la desgracia de enfermarse aun teniendo dinero para tratarse en clínicas privadas corren el riesgo de morir porque no hay medicinas, reactivos para los exámenes, repuestos para los equipos médicos, o cupos en hospitalización, emergencia o terapia intensiva. Los pobres deben resignarse a morir porque no hay un solo hospital público en capacidad de prestar una atención medianamente aceptable.

          Hemos visto como ha privilegiado a personajes de no grata recordación en Guayana mientras sigue engañando a los trabajadores de las empresas básicas que esperan las firmas de sus contrataciones colectivas desde los tiempos del difunto. Con estupor presenciamos las amenazas obscenas que dirigió usted a los desesperados obreros guayaneses que sólo exigen respeto y pago justo de sus esfuerzos y sólo reciben burlas de un gobierno encabezado por alguien que dice haber sido obrero y dirigente sindical y se comporta como el patrón más descastado ¿Se puede decir que se es “socialista” y simultáneamente maltratar al proletariado? Salvo que se sea un asqueroso farsante o no se tenga la más mínima idea de la verborrea de Marx y Engels. Con usted, al parecer, lo más seguro es que sean las dos cosas.

          Cuando se es un incapaz y un inepto lo más recomendable es no exponerse mucho públicamente y mantener un cauteloso silencio para evitar que la gente se dé cuenta de la minusvalía mental que se padece, al parecer a usted le fascina que no quede nadie sin comprobar su cretinismo. Mi madre solía usar una frase muy acertada: “El que va a caer no ve el hoyo” Cuando lo veo a usted lanzando amenazas a diestra y siniestra mientras corre de cuartel en cuartel, y les ofrece de todo a los militares, no sé si sentir lástima o asco de un personaje que no tiene la menor dignidad para darse su puesto. Vivir arrastrándose cuando en apariencia es el “Comandante en jefe” ¡Por Dios! Renuncie, deje de hacer el ridículo.

          Nadie en Venezuela tiene la menor confianza en su capacidad. Y todos, absolutamente todos los venezolanos estamos claros que con usted no vamos para ninguna parte buena porque ya ha demostrado hasta el cansancio que no sirve para nada positivo. Es usted una vergüenza para la raza humana.

          Yo tomé la decisión de escribirle porque creo que ya los venezolanos no podemos seguir viviendo así ¿Quién sabe como puedan reaccionar otros que no sepan expresar su frustración con palabras? Recuerde el consejo de se dice le dio al dictador Marcos Pérez Jiménez su ministro Vallenilla Planchart y agarre su camino. Evítele al país sufrimientos innecesarios. Ya la gente está cansada de tanta corrupción e ineptitud, de tantos ladrones descarados, de tantas nulidades engreídas.

          No creo que ninguno de los amenazados por usted esté pensando en salir corriendo. Todos están dispuestos a enfrentarlo y usted no está como para recibir respuestas corajudas. Cualquiera de quienes usted ha pretendido asustar lo enfrentará virilmente, en ello saben que se juegan su futuro político, han invertido mucho en ello y no piensan despilfarrar su inversión mostrando cobardía cuando sienten que ya el momento del desenlace está cerca. Nadie da un centavo por su régimen, y por usted mucho menos.

          Cualquiera que sea atropellado por la injusticia se convertirá en un mártir y la fuerza y el desenfreno de un pueblo hastiado pisoteará a los opresores como ya ha sucedido tantas veces en la historia. El troglodismo enquistado en la Asamblea Nacional creyó que humillando a María Corina Machado y a otros parlamentarios provocarían un clima de terror entre los opositores, se ganaron el descrédito internacional y ahora resulta que los aterrorizados son los terroristas que tiemblan ante la posibilidad de que la gente se exprese multitudinariamente en las elecciones del 8 de Diciembre y están a punto de cometer un acto desesperado. Están jugando a la ruleta rusa con una pistola totalmente cargada. El resultado es previsible. Y quiero recordarles nuevamente la frase de mi madre: “El que va a caer no ve el hoyo”

          No tengo el menor temor a las consecuencias que pueda traerme el ejercicio de mi inalienable derecho constitucional a expresar mi opinión libremente. Mi padre pagó cárcel para que yo lo tuviera y me siento obligado  con mis hijos a asumir mi responsabilidad de luchar porque ellos puedan vivir en un país libre, gobernado por gente decente, y que esté a tono con la modernidad. Que no tengan el aborrecible defecto de coartar y pisotear los derechos humanos y de prostituir la justicia y las instituciones del poder público. Donde los funcionarios corruptos y ladrones de los dineros del pueblo sean juzgados y castigados con severidad. Donde todos puedan dedicarse libremente a la actividad de su preferencia sin que absurdas legislaciones pretendan controlar lo que pueden o no hacer, lo que pueden o no comprar, lo que pueden o no vender.

          En fin, que vivan en una Venezuela libre y de todos los venezolanos y no en un país sujeto a la tutela de unos viejos despreciables y asquerosos, asesinos repugnantes como Fidel y Raúl Castro y entregado al coloniaje de China y al expolio de los países chulos de Latinoamérica y el mundo.

          Sin nada más que decir…. ¡Por ahora!

                      Jorge Ramírez Fernández

                                    8.323.315

@jorgeramfer

jorgeramirezfernandez@hotmail.com

jorgeramirezfernandez.blogspot.com

0281 9072881

Barcelona Estado Anzoátegui

21 10 2013

 

JORGE RAMIREZ FERNANDEZ 

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.