Departamento de Estado: Es peligroso vivir o visitar Venezuela

Principal

Departamento de Estado: Es peligroso vivir o visitar Venezuela

Autor: Editor AR el Dom, 22/09/2013 – 15:17.

“Los viajes hacia y desde el aeropuerto de Maiquetía, el aeropuerto internacional que sirve a Caracas, pueden ser peligrosos. Viajeros, entrando o saliendo de Venezuela, han sido víctimas de robo de propiedad personal y asaltos en el aeropuerto”, señala en medio de una serie de advertencias, el servicio a los viajeros a través del comunicado de alerta del Departamento de Estado de los EEUU. También, instruyen al personal que trabaja en la Embajada y en los servicios consulares de los EEUU en Venezuela, sobre las “zonas rojas” de Caracas donde tienen prohibido andar.

El alerta clasifica a Venezuela como uno de los 5 primeros países de mayor tasa de asesinatos en el Mundo. Igualmente, previene sobre lo que puede pasarles a los ciudadanos estadounidenses si visitan o viven en Venezuela: Secuestros y secuestros exprés, asesinatos, robos a mano armada, atracos, hurto de tarjetas de crédito, asaltos en las ATM y en los bancos, robos en taxis, en el Metro, estafas, tráficos de drogas y distintas formas de violencia.

Por otra parte, da consejos –a los estadounidenses quienes vienen en Venezuela- que van desde el usar vehículos blindados, abstenerse de visitar algunos “barrios” peligrosos, conducir defensivamente, no visitar las zonas rojas definidas en el alerta del departamento de Estado, hasta protegerse de pandillas motorizadas armadas y de no confiar incluso en personas que puedan estar uniformadas como autoridades policiales o militares pudiendo no ser sino delincuentes. Los viajeros de Estados Unidos han reportado robos y otros delitos cometidos en su contra por personas que vestían uniformes y que pretenden ser policías o miembros de la Guardia Nacional. Las investigaciones policiales sobre los secuestros han puesto de manifiesto que los agentes de policía han participado, y la corrupción dentro de las fuerzas policiales es una preocupación

A continuación parte del alerta del Departamento de Estado. Le recomendamos leerlo y que sea usted mismo quien decida si describe la realidad, o es como seguramente explicará el gobierno, una maniobra del “imperialismo norteamericano” para que los estadounidenses no visiten a Venezuela.
Departamento de Estado de EEUU
DELITOS
Venezuela y su capital, Caracas, tienen las más altas tasas de homicidios per cápita del mundo por habitante. Bandas de delincuentes armados a menudo operan con impunidad en todas las zonas urbanas. Los barrios que cubren las colinas que rodean Caracas son extremadamente peligrosos. Estos barrios son raramente patrullados por la policía y se deben evitar. Los robos armados son comunes en zonas urbanas y turísticas a lo largo de Venezuela. Los crímenes cometidos contra los viajeros suelen ser delitos económicos. Los incidentes se producen durante el día así como por la noche. Muchos criminales están armados con armas de fuego o cuchillos y utilizarán la fuerza. Joyería de todo tipo, incluso la joyería barata, pero llamativa y la electrónica pueden atraer la atención de los ladrones. Se aconseja a los viajeros dejar los artículos de joyería, incluyendo relojes de aspecto caro, en casa. Las pandillas de ladrones a menudo rodean a sus víctimas, incluso en áreas de mercados llenos de gente donde hay poca o ninguna presencia policial. Robo de habitaciones y cajas de seguridad son un problema, y el robo de objetos de valor sin vigilancia en la playa, y de los coches estacionados cerca de las zonas aisladas, o en las calles de la ciudad, son una ocurrencia común. Los carteristas se concentran en los alrededores de los abarrotados autobuses y estaciones de metro en el centro de Caracas. Las escaleras mecánicas de metro son lugares de pequeños robos por bandas errantes de jóvenes delincuentes. Muchos de estos delincuentes están bien vestidos para disipar la sospecha y de mezclarse con las multitudes que utilizan el metro en hora pico. Los viajeros no deben mostrar dinero ni objetos de valor.
ZONAS DE PELIGRO
Todo el personal de la Embajada de Estados Unidos en Caracas y sus familias están sujetos a una política o reglas de viajes por su seguridad y bienestar. Esta normativa divide a Caracas en tres zonas: Amarilla, Naranja y Roja. La zona amarilla comprende el barrio de Baruta (Las Mercedes, Santa Rosa de Lima, San Roman, Prados del Este, Valle Arriva, Cumbres de Curumo, La Trinidad, Cafetal , Santa Paula, San Luis, Caurimare, Cerro Verde y El Peñón) . Cuando estén en tránsito a través de la Zona Naranja entre las 8:00 pm y las 6:00 am, se requiere que el personal de Estados Unidos notifique a la Embajada. Además, deben solicitar vehículos blindados para viajes fuera de la zona entre las horas de 12:00 pm y las 6:00 am. La Zona Naranja incluye los siguientes barrios: Norte de Chacao (El Bosque, La Castellana, El Rosal, Country Club, Chacao, Altamira, Los Palos Grandes, Campo Alegre y Chacaito), Libertador del Este ( Montalbán, El Paraíso, Vista Alegre, San Bernardino, Los Chaguaramos, Valle Abajo, Santa Mónica, Bello Monte, Coche, El Valle, Sabana Grande, Ciudad Universitaria y La Florida), El Hatillo (Las Marías , Oripoto, La Boyera, Los Pinos, Los Geranjos, Los Naranjos, La Lagunita y El Hatillo) y Sucre Occidental ( Sebucán, Los Chorros, Montecristo, Los Dos Caminos, El Márquez, Horizonte, La Urbina , Macaracuay, Santa Cecilia, La Carlota, Terrazas del Ávila, Urbanización Miranda, Boleíta y Los Ruices).

Está prohibido todo viaje a la Zona Roja. El personal de Estados Unidos sólo está autorizado a transitar por la zona roja en comisión de servicio durante las horas del día, siempre que permanezcan en una de las vías rápidas de la ciudad. La Zona Roja incluye las siguientes áreas: Libertador Oeste (El Retiro, 23 de Enero, Blandin, La Vega, La Rinconada, Las Mayas, Tazón, Oropeza Castillo, Lomas de Urdaneta, Propatria, Casalta, Lomas De Propatria, Carapita, Antímano, Tacagua , Ruiz Pineda, Caricuao , La Quebradita, El Altantico, Sarría, La Candelaria, San Martín y La Yaguara), Sucre Oriental (Barrio Píritu, Barrio La Rubia, Barrio Altavista, Petare, Caucaguita, La Dolorita, Paulo Sexto, El Llanito) y Baruta (Las Minas, Santa Cruz del Este, Ojo de Agua, La Naya, Las Minitas).
Travel.State.Gov
SECUESTROS
Los secuestros, incluidos los "secuestros exprés" en los que las víctimas son aprehendidas en un intento de obtener dinero rápido a cambio de su liberación, son un problema grave. Una práctica común es que los secuestradores sigan a víctimas potenciales en los garajes y son secuestrados a punta de pistola, aunque la mayoría de los secuestros ocurren al viajar en vehículos. Los secuestros de ciudadanos estadounidenses y otros extranjeros de viviendas, hoteles, taxis no autorizados y la terminal del aeropuerto ocurren, y son frecuentes. También se están pagando grandes sumas de dinero a los empleados domésticos para obtener las claves y la información con el fin de entrar y secuestrar a los niños de una familia para pedir rescate. Los ciudadanos estadounidenses deben estar atentos a su entorno y tomar las precauciones necesarias.

La capacidad de respuesta de la Policía y eficacia en Venezuela varía drásticamente, pero por lo general no cumplen con las expectativas. Los viajeros de Estados Unidos han reportado robos y otros delitos cometidos en su contra por personas que vestían uniformes y que pretenden ser policías o miembros de la Guardia Nacional. Las investigaciones policiales sobre los secuestros han puesto de manifiesto que los agentes de policía han participado, y la corrupción dentro de las fuerzas policiales es una preocupación. Se anima a los ciudadanos estadounidenses a mantenerse alejado de la actividad policial, ya que pueden estar manejando una investigación de un delito.

La Embajada tiene conocimiento de varios casos en que las mujeres atraían a hombres de Estados Unidos a Venezuela después de establecer "relaciones" con ellos a través de Internet. Algunos de estos hombres fueron robados poco después de su llegada a Venezuela. Otros fueron reclutados para actuar como correos o "mulas de la droga". En tres casos, los ciudadanos estadounidenses fueron detenidos en el aeropuerto con narcóticos en su posesión y sirven penas de prisión prolongadas en Venezuela.
AMENAZAS A LA SEGURIDAD
El crimen violento en Venezuela es generalizado, tanto en la capital Caracas como en el interior. La tasa de homicidios per cápita del país en general se sitúa como uno de los cinco primeros en el Mundo. Datos de ONGs señalan una tasa de 73 homicidios por cada 100.000 habitantes, entre las más altas de la región. En Caracas, los índices fueron aún mayores, reportándose una tasa de 122 homicidios por cada 100.000 habitantes en el Distrito Capital.

De acuerdo a estadísticas oficiales se han mostrado aumentos alarmantes en secuestros denunciados en todo el país. Según las estadísticas del gobierno de Venezuela, 583 secuestros fueron reportados oficialmente a los funcionarios en un año. Fuentes policiales indican que hasta un 80% de los secuestros no son reportados, lo que significa que la cifra oficial, es probablemente mucho menor que los números reales.

Robos a mano armada se llevan a cabo a lo largo de Caracas y otras ciudades, incluso en las zonas frecuentadas por los turistas que generalmente se presumen seguras. Bandas de delincuentes bien armados operan ampliamente, incluyendo a menudo la creación de puestos de control policiales falsos. Sólo un porcentaje muy pequeño de los crímenes resultan en juicios y condenas. Se estima que menos del 10% de los homicidios van a juicio. Se nombra a la impunidad como uno de los principales factores para el aumento de la delincuencia.
AEROPUERTO INTERNACIONAL DE MAIQUETÍA
Los viajes hacia y desde el aeropuerto de Maiquetía, el aeropuerto internacional que sirve a Caracas, pueden ser peligroso. Viajeros, entrando o saliendo de Venezuela, han sido víctimas de robo de propiedad personal y asaltos en el aeropuerto. La Embajada de Estados Unidos en Venezuela ha recibido múltiples informes creíbles de que las personas que llevan lo que parecen ser uniformes oficiales u otras credenciales están involucrados en facilitar o cometer estos delitos. Por esta razón, los viajeros, ciudadanos estadounidenses, deben tener cuidado, incluso de aquellos en uniforme oficial o llevando una identificación oficial, y no se deben traer objetos de valor o documentos en el equipaje enviado. Los documentos valiosos y objetos personales deben guardarse en el equipaje de mano; numerosos viajeros han informado de valiosos regalos y otros artículos que son robados de su equipaje, especialmente durante la temporada navideña. La Embajada también ha recibido varios informes fidedignos de las víctimas de "secuestros exprés" que ocurren en la puerta del aeropuerto, en la que los individuos son secuestrados y llevados a realizar compras o retirar la mayor cantidad posible de dinero de los cajeros automáticos, a menudo a punta de pistola. Por otra parte, se conoce de grupos de narcotraficantes que trabajan en el aeropuerto. Los viajeros no deben aceptar paquetes de nadie y deben mantener su equipaje con ellos en todo momento.

La Embajada también ha recibido informes de funcionarios uniformados del aeropuerto que intentan extorsionar a los viajeros, incluidos los ciudadanos de Estados Unidos, a medida que avanzan a través del proceso de embarque para los vuelos que salen. En algunos casos, los ciudadanos estadounidenses han informado de que fueron obligados a firmar documentos en español que no entendían. Los viajeros no deben firmar documentos que no entienden, pero si son obligados deben escribir "No entiendo este documento" o "No puedo leer la declaración anterior" como parte de su firma.
Embajada de EEUU en Caracas

El camino entre el aeropuerto de Maiquetía y Caracas es particularmente peligroso. Visitantes que viajan esta ruta durante la noche han sido secuestrados y mantenidos en cautiverio para el rescate en casas que bordean la carretera. Debido a la frecuencia de robos a punta de pistola, se recomienda a los viajeros que llegan y salen lo hagan solamente durante las horas del día. Si no es posible, los viajeros deben tener precaución extra, tanto dentro como fuera del aeropuerto. La Embajada recomienda encarecidamente que todos los pasajeros que llegan, a hacer planes por adelantado para el transporte desde el aeropuerto hasta su lugar de alojamiento. Los viajeros deben hacer arreglos para ser recogidos en el aeropuerto por personas conocidas, o al menos tratar de hacer caravanas con grupos conocidos en el camino a Caracas. A los viajeros de todo el personal, contratado por Estados Unidos y sus familiares y los miembros asignados de la Embajada de EEUU en Caracas, están obligados a tener un vehículo blindado cuando se viaja a, o desde, el aeropuerto de Maiquetía.

La Embajada ha recibido frecuentes denuncias de robos a mano armada en los taxis y "secuestros exprés" que van desde y hacia el aeropuerto de Maiquetía. No existe un método infalible para saber si un conductor de taxi en el aeropuerto es confiable. El hecho de que un taxista presente una credencial o conduzca un automóvil con placas oficiales de licencias de taxis marcados como "libre", no es una indicación de la fiabilidad. Los incidentes de los taxistas en Caracas sobre robar o herir a los pasajeros son comunes. Los viajeros deben tratar de utilizar los taxis centralizados por radio, o los de hoteles de renombre.

Al viajar en autobús, los visitantes deben viajar sólo durante las horas del día y únicamente por medio de transporte de primera clase. Ha habido varios informes de secuestros de autobuses y robos a mano armada de autobuses llenos completos de los pasajeros.

La Embajada recomienda evitar el uso de estaciones del Metro (subterráneo). Allí los robos son frecuentes en Caracas, especialmente durante las horas pico. Si es necesario viajar en el metro o el sistema de autobuses de la ciudad, los viajeros deben tener sumo cuidado con objetos de valor y pertenencias.

Durante su visita a Venezuela, se aconseja a los ciudadanos de Estados Unidos llevar la menor cantidad de moneda de EEUU como sea posible y evitar el uso de relojes y joyas costosas o llamativas. Debido a la mala situación de la seguridad, la Embajada no recomienda cambiar dinero en el aeropuerto internacional. Los visitantes deben llevar una tarjeta de crédito, pero deben estar conscientes del hurto generalizado de los datos de la tarjeta de crédito para realizar transacciones no autorizadas. No se recomiendan los cheques de viajero, ya que son honrados en unos pocos lugares. Es posible cambiar moneda de EEUU en las oficinas de cambio autorizadas cerca de las grandes cadenas de hoteles en Caracas (cheques personales no son aceptados) y en los bancos comerciales, con algunas restricciones. Debido a las regulaciones monetarias, los hoteles no pueden ofrecer cambio de divisas. Hay cajeros automáticos en Venezuela. Sin embargo, los viajeros deben tener cuidado de utilizarlos solamente en los lugares públicos bien iluminados. Los datos en las ATM también han sido hackeados y utilizados para hacer retiros no autorizados de las cuentas de usuario. Cajeros automáticos también son el blanco de las pandillas callejeras con el fin de robar a las personas que hacen retiros.

Atracciones turísticas populares, tales como el Parque Nacional El Ávila, están cada vez más relacionados con la delincuencia violenta. Se insta encarecidamente a los ciudadanos estadounidenses que planean participar en actividades al aire libre, en áreas potencialmente aisladas, viajar en grupos de cinco o más, y proporcionar a los amigos de la familia sus itinerarios con antelación.
FRONTERA COLOMBIANA
La violencia, el secuestro, el tráfico de drogas, el contrabando y el robo de ganado se producen con frecuencia en áreas a lo largo de la extensa frontera de 1.000 kilómetros entre Venezuela y Colombia. Algunos secuestrados han sido liberados tras el pago de rescates, mientras que otros han sido asesinados. En muchos casos, los terroristas colombianos se cree que son los responsables. El Ejército de Liberación Nacional de Colombia (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) están activos en el secuestro extorsivo y han sabido operar con impunidad casi dentro de Venezuela. Delincuentes comunes también están cada vez más involucrados en secuestros, ya sea frente a las familias de la víctima directa o la venta de la víctima a los grupos terroristas. Viajes en el país por parte de los empleados de la Embajada de EEUU en una zona de 50 millas a lo largo de toda la frontera de Venezuela y Colombia fronteriza, está totalmente desaconsejado. El Departamento de Estado advierte a los ciudadanos estadounidenses que no viajen dentro de esta área. Los ciudadanos estadounidenses que deciden visitar las zonas a lo largo de la región fronteriza con Colombia, a pesar de esta advertencia, podrían encontrar áreas bajo control militar venezolano y pueden encontrarse con el peligro de la amenaza terrorista colombiana. La Embajada de los EEUU debe aprobar con antelación el viaje oficial a Venezuela de todo el personal del gobierno estadounidense. Viaje privado por el personal militar de Estados Unidos a Venezuela requiere la aprobación previa de la Oficina del Agregado de Defensa de la Embajada de EEUU.

Marchas y manifestaciones políticas son frecuentes en Caracas y en otras partes de Venezuela. Los viajeros deben estar conscientes de que la violencia, incluidos los intercambios de disparos y gases lacrimógenos, se han producido en las manifestaciones políticas en el pasado. Las manifestaciones tienden a ocurrir en o cerca de los campos universitarios, centros comerciales y lugares de reunión tales como plazas públicas y plazas. Marchas generalmente ocurren en las vías transitadas, afectando significativamente el tráfico. La mayoría de los principales destinos turísticos, como la isla de Margarita, no han sido en el pasado por lo general afectados por las acciones de protesta. La ciudad de Mérida, sin embargo, un importante destino turístico en la Cordillera de los Andes, ha sido escenario de manifestaciones, algunas de ellas violentas, incluyendo el uso de armas de fuego y gases lacrimógenos

Se recomienda no comprar productos falsificados y pirateados, aunque son fáciles de conseguir. No sólo por ser ilegales en los Estados Unidos, sino que usted puede estar violando la ley venezolana local, también.
CÁRCELES

La seguridad en las cárceles de Venezuela es laxa o inexistente. Las poblaciones de las cárceles están en gran parte bajo el control de bandas de prisión con poca o ninguna interferencia de las autoridades penitenciarias. Las drogas y las armas son de libre acceso, y las autoridades de la prisión generalmente no ofrecen una protección y las necesidades más básicas, como alimentos, por lo que algunos presos tienen que hacer frente a los líderes de pandillas a través de pagos u otros mecanismos para sobrevivir. Además, la Embajada ha recibido informes de ciudadanos estadounidenses encarcelados en las cárceles venezolanas que afirman haber sido golpeados, así como haber tenido medicamentos retenidos.
SEGURIDAD VIAL Y CARRETERA
Mientras que en Venezuela, los ciudadanos estadounidenses se encontrarán caminos en condiciones que difieren significativamente de las de los Estados Unidos, las normas de circulación en Venezuela son similares a los de Estados Unidos, aunque muchos conductores no las obedecen. Conducir a la defensiva es una necesidad. Los motociclistas a menudo entran y salen de los carriles y los coches, por lo que se recomienda precaución. Asientos de seguridad para niños y cinturones de seguridad rara vez están disponibles en coches de alquiler y taxis. Algunos municipios de Caracas han prohibido el uso de teléfonos celulares de mano mientras se conduce. Fuera de las grandes ciudades, conducir de noche puede ser peligroso debido a las carreteras sin señalizaciones o reparaciones en curso, los vehículos sin luz, y la ganadería. Incluso en las zonas urbanas, existen deterioros de las vías y a menudo están marcados por un montón de piedras o palos que dejan los transeúntes cerca o en el agujero o grieta, sin bengalas u otros dispositivos para poner de relieve el peligro. Graves inundaciones, proyectos de construcción, accidentes de tráfico, y otros acontecimientos perturbadores se encuentran en las carreteras primarias y secundarias por largos períodos de tiempo, y los desvíos no son bien marcados y fáciles de seguir. Los atascos de tráfico son comunes en Caracas durante la mayor parte del día y son explotados con frecuencia por los delincuentes. Pandillas de motociclistas armados a menudo operan en los atascos de tráfico y tienden a escapar fácilmente. Los casos de robo a mano armada por motociclistas y el robo de otras motocicletas se han incrementado y pueden causar la muerte si la víctima no cumple lo exigido. Paradas en los puestos de control de policía local y de la Guardia Nacional son obligatorios. Los conductores deben seguir todas las instrucciones de la Guardia Nacional y estar preparados para mostrar vehículo y los papeles del seguro y los pasaportes. Los vehículos pueden ser buscados. Servicio de autobús barato está disponible para la mayoría de destinos en todo el país, pero la alta incidencia de la actividad delictiva en el transporte público de autobuses no hace aconsejable viajar de esta forma. Ocurren viajes pico en vacaciones durante el verano y el invierno de las vacaciones escolares y los días de fiesta importantes civiles y religiosas, incluyendo el Carnaval, Semana Santa, Navidad y Año Nuevo. Los largos retrasos debido a la congestión del tráfico son comunes durante estos períodos. AR / EDC
Travel Gov

Si desea leer el informe completo en Inglés puede hacerlo en:
http://travel.state.gov/travel/cis_pa_tw/cis/cis_1059.html

FUENTE:

Informe21/ http://informe21.com/actualidad/departamento-de-estado-es-peligroso-vivir-o-visitar-Venezuela

REMISIÓN. Pedro Salazar.

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.