LA PROTESTA MILITAR:Crónicas de Un Buhonero. Un día de Elecciones en Venezuela. Por: Iván Fernández.

elecciones_cne_980x600.jpg
Lunes, 22 Oct 2012 13:55:39

Señores y Señoras:
Por favor, permitanme una opinión. Se que algunos no la compartiran. De todos espero una reflexión. Y a todos les pido por favor, apoyen una campaña para la depuracion del REP con el objetivo de detectar muchos votantes fantasmas. Tantos, que son capaces de voltear una elección.

Crónicas de Un Buhonero. Un día de elecciones en Venezuela.

Se había acostado preocupado. Había dictado un toque de queda en su casa. Igual que muchos de sus compatriotas, tenía miedo. En la oficina pública donde trabajaba, siempre se amedrentaba al personal. Los jefecitos habían recordado votar por el comandante si querían conservar sus trabajos. Muchos de sus compañeros, decepcionados, habían decidido que se abstendrían porque era la forma de protestar. Otros, habían confiado en que voto era secreto y votarían por Capriles. Pero nadie confiaba en nadie y evitaban hablar del tema. Mientras tanto, tenían que ponerse su franelita roja y asistir a las concentraciones para las cuales, recibía dádivas. Pedro, su mujer, su hijo y su nuera, que vivían todos hacinados en la casa con dos de sus hijos, habían decidido abstenerse.
El domingo, estaban en ascuas. Según los rumores, estaba ganando Capriles. El comando Carabobo callaba, salvo las esporádicas declaraciones de algún lidercito millonario, que acompañado de sus escoltas, asistía a votar. Pedro creía que todo iba a cambiar y que en los años futuros se dedicaría a trabajar y a cuidar de su familia. Su hijo_ si no se lo mataban antes_ conseguiría un empleo y dejaría la buhonería que cada día era más peligrosa. El domingo siguiente haría un sancocho e invitaría a familiares y amigos. Su sueño terminó cuando a las cinco de la tarde, fuertes golpes sonaron en su puerta. Era un representante comunal que acompañado por un uniformado le gritó: _ ¡Camarada, sabemos que Ud. ni su familia han votado, sabemos que Ud. trabaja para el Estado! ¡El comandante lo necesita. Si quiere conservar el empleo y las vainas que reciben, vístanse y acompáñennos!…. Cuando subieron al camión, coincidieron con vecinos. Aunque se conocían desde siempre, no hubo saludos. Todos mantenían la mirada en el piso mientras les transportaban al centro electoral. El presidente de la mesa, con cara de perro, lo regaño y lo mando a votar acompañado por un observador. Luego, ya en casa, el susto lo mantuvo despierto, durmió a intervalos y soñó que la pesadilla continuaba. No sabía si aun tenía trabajo. Todos acostados en el piso, escucharon el rugir de las motos y algunos disparos que celebraban el triunfo aún no anunciado del comandante…..

En una urbanización de Caracas, una señora mayor, que trabaja de servicio, se preparaba para ir a votar. Lo haría por Capriles. Ella votó por una tal Reyna, cuya tarjeta tenía su cara. Después lloró porque supo que su voto engrosaría los sesenta y tantos miles de votos que de la misma forma obtuvo Reyna.

En Florida, muchos venezolanos viajaron a Nueva Orleans, a muchos kilómetros de distancia porque el cne no habilitó el centro. Habían estimado que no se arriesgarían con el largo viaje ni tendrían el dinero para hacerlo. Se equivocaron, porque muchos como Pedro y Diomelis, salieron temprano en sus carros, alegres porque a pesar del largo viaje, cumplirían con su deber y contribuirían a que las cosas cambiaran en su amada Venezuela.

En Venezuela, en algunos centros electorales, ya cerca de la hora para terminar el proceso, fueron apareciendo uno que otro individuo para hacer fila e impedir así el cierre de la mesa. Eran oficialistas bien organizadas por el psiquiatra loco, josetemiente y las mosqueteras. Algunos, eran chinos, bolivianos, ecuatorianos, nicaragüenses y argentinos que tenían varias semanas hacinados en hotelitos y que días antes habían recibido su cédula. En otros sitios, habilitaron centros móviles donde hicieron desastres sumando votos fantasmas para alcanzar los diez puntos que había exigido el comandante. En otros sitios, a pocos metros del centro, habilitaron puestos de cedulación para convertir en votantes a comunistoides de otros países que aún con franelas alusivas al oficialismo, fueron vistos cuando en tropel, entre risas y tragos, abandonaban el país de regreso a sus orígenes. Ya cristina, evo, ortega, fidel, correa y otros especímenes habían abonado a sus deudas por el regalo petrolero y los maletines recibidos. Luego, como los alegres compadres, intercambiarían las felicitaciones de estilo.

En una hora, las cosas cambiaron totalmente. El comandante, gracias al psiquiatra loco, a josetemiente y a las mosqueteras, pasó de un viaje a convertirse en el ganador de un proceso en el que no se cumplieron las exigencias del escrutinio ciudadano, los miembros y testigos opositores, fueron obligados a marcharse. En otras mesas, ni siquiera fue posible conseguir las copias de las actas que habrían permitido, una auditoria a distancia. Así terminó un día con una gran frustración para millones de venezolanos. Más tarde, pero muy rápido, nuestros voceros, entre risas y chistes, aparecieron reconociendo la derrota. Aun a la fecha de escribir esta crónica, esa gente continúa amenazando con que se van a revisar las actas que no tienen. Una que otra voz, entre ellas la de quien escribe y la de reputadas organizaciones como ESDATA han advertido de dos fraudes, uno que tiene más de diez años y otro que se practicó el día de las elecciones. Muchas voces, se han levantado para regañarnos. ¡Como se le ocurre a ese cretino decir que hubo fraude cuando ya el candidato y el jefe de la mesa aceptaron, reconocieron su derrota! ¡Tiene que ser un imbécil!

Este imbécil que insiste en ambos fraudes, los cuales, con las variables del caso, se repetirán en las próximas elecciones, a pesar de lo cual continuará votando en contra del totalitarismo, sabe, está seguro que si Chávez tiene tanta gente, entonces no tendría la necesidad de transportar a la misma gente en miles de autobuses pagados por el estado, ni de traer tantos extranjeros a ejercer el voto en Venezuela, ni de hacer trampas en determinados centros. Este cretino sabe que las multitudinarias manifestaciones a favor de Capriles no se compaginan con los resultados anunciados y aceptados. Soy un cretino porque no debería criticar un proceso, un sistema y una organización que nuestros propios voceros anunciaron como blindados y virginales. Capriles y Aveledo no pueden protestar porque sería escupir para arriba. Yo soy el cretino, porque me atreví a soñar y a pensar en la integridad de nuestras instituciones y en la inteligencia de mi gente. ¡Es que estábamos blindados y los imbéciles no nos dimos cuenta de eso!

Este cretino, desesperadamente advierte a nuestros voceros y en especial a la MUD sobre la necesidad de exigir una verificación del REP para depurar a miles de votantes fantasmas, que no existen, a triples cedulados que son arteramente, vilmente, cobardemente utilizados cada vez que se requieran. Iremos nariceados a las próximas elecciones, con las mismas instituciones, la misma gente, los mismos uniformados, los mismos votos fantasmas y los mismos imbéciles y cretinos de la oposición que aún creen en el juego limpio. ¡La barrida será de pronóstico!…. Aunque los comeflores no lo crean.

Ya comenzaron el dialogo. Ya el comandante anuncio la intensificación del arroz con mango que es el socialismo del siglo XXI, ya multaron por cifras millonarias a algunos compañeros que participaron en el paro cívico del 2002. Los presos políticos seguirán presos hasta que le dé la gana al comandante quien sólo necesita hablar por esa boquita para ser complacido. Ya continuó ignorando a un tolete del país, a una inmensa mayoría de venezolanos que lo rechaza.

Algunos mamadores de gallo dicen que en el próximo conclave para elegir al papa, con este cne, con estos uniformados y estas mosqueteras, el próximo papa será evo porque Chávez no tiene tiempo….

La Venezuela decente exige el retorno de los exiliados y la libertad de los presos políticos.

Reitero a estos delincuentes mi decisión inquebrantable de rechazar el comunismo, porque me da la gana. La historia completa, alguna vez será contada y conocida por todos. Entonces, conoceremos las razones del silencio de Miquilena, las razones de los saltos de talanquera, el resentimiento de las mosqueteras, las trampas de josetemiente, el psiquiatra loco y el negro dueño de yate y otros próceres y próceras, todos, miembros de una variopinta fauna que desde siempre atasca a nuestro país en el tercer mundo con todo y sus amines y mugabes.
Iván Fernández.
El Buhonero de la Resistencia
Octubre 2012
Chicho2512

REMISIÓN: Haydeé Irausquín.


Publicado por Blogger para LA PROTESTA MILITAR el 10/24/2012 06:41:00 p.m.

Anuncios

Acerca de Sammy Landaeta Millán

Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Edita desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.