>Las milicias VS FUERZA ARMADA NACIONAL // Por: Enrique Prieto Silva

>

Desde que fue introducido el término “milicias” en nuestro actual léxico militar, hemos intentado descubrir el motivo que ha imperado para revivir esta figura, que distorsiona el moderno concepto que hemos manejado de fuerzas armadas nacionales. 
Las milicias VS FUERZA ARMADA NACIONAL
 Enrique Prieto Silva
Lunes 28 de marzo de 2011
Desde que fue introducido el término “milicias” en nuestro actual léxico militar, hemos intentado descubrir el motivo que ha imperado para revivir esta figura, que distorsiona el moderno concepto que hemos manejado de fuerzas armadas nacionales. Pero no podemos desarrollar el tema con especificidad, por cuanto en nuestra historia reciente, este régimen de gobierno mercantilista militarizado, que se ha autodenominado “revolucionario”, al no tener una base de principios ni política para gobernar, ni para conducir un país, ha querido de manera burda y empírica desarrollar el escarnio establecido como fin constitucional, de “refundar la República”; pobre sarcasmo brotado de las luminarias mentes constituyentes de 1999. Y decimos sarcasmo, porque es lo que ha dado pie a Chávez y sus secuaces para imponer contra la constitución, el fundamento para la reciente quinta reforma de la LOFAN, que llama la atención, por la ridícula demostración de supina ignorancia: “Con el supremo compromiso y voluntad de lograr la mayor eficacia política y calidad revolucionaria en la construcción del socialismo, la refundación de la nación venezolana, basado en los principios humanistas, sustentado en condiciones morales y éticas que persiguen el progreso de la patria y del colectivo, por mandato del pueblo…”  ¿Qué puede entenderse por eficacia política, calidad revolucionaria, sustento de la “construcción del socialismo”, principios humanistas, progreso de la patria y del colectivo, y mandato del pueblo? Más simplón aún: “refundación de la nación” ¿Es posible refundar una nación?
Sinceramente hablando, es imposible encontrarle sustancia a las mentecateces del “chavismo”, que nunca dejará de ser una sarta de neófitos aprendices de políticos, que como plaga se incrustó en nuestra historia patria, cuando el país había comenzado el devenir de una nación grande, pujante y con un claro porvenir, signado por un deseo de ser la verdadera nación soñada por nuestros libertadores.
   Insistir en la inconstitucionalidad del manejo jurídico y “legislativo habilitado” del presidente Chávez es caer en lo redundante. Nadie puede encontrar justificación a reformar la ley de la FAN con fines de resolver la emergencia del fin del 2010. Sería lerdo quien así lo entendiera y esta reforma lo demuestra. No hay nada en ella que tenga injerencia con la emergencia. El meollo está en que Chávez ve un obstáculo en los mandos militares y entiende su mensaje de que no aceptarán cualquier desconocimiento de las elecciones del 2012. Contrario al pensamiento de Rangel Silva. Esto lo está obligando a dar fortaleza a su inconstitucional fuerza pretoriana que ha denominado “milicia”
Todo está muy claro, en el capítulo V de la Ley, establece el Comando General de la Milicia Bolivariana, y en el  concepto, que choca con los artículos 238 y 239 de la Constitución, contempla: (Art.43) “La Milicia Bolivariana es un cuerpo especial organizado por el Estado Venezolano, integrado por la Milicia Territorial y Cuerpos Combatientes, destinada a complementar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en la Defensa Integral de la Nación, para contribuir en garantizar su independencia y soberanía…” El concepto de “complementar” queda muy sutilmente reemplazante de “sustituir”. Bástese con saber, que “La Milicia Bolivariana depende directamente del Presidente… de la República… en todo lo relativo a los aspectos operacionales…” Y para que quede clara la relación FAN-Pueblo, contempla su Misión: (Art.44) “La Milicia Bolivariana tiene como misión entrenar, preparar y organizar al pueblo para la Defensa Integral…” Esto, de manera independiente, que con sutileza aclara: “…con el fin de complementar el nivel de apresto operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, contribuir al mantenimiento del orden interno, seguridad, defensa y desarrollo integral de la nación, con el propósito de coadyuvar a la independencia, soberanía e integridad del espacio geográfico de la Nación”. Es el comandante en jefe quien decide a quien corresponde la acción.
Para que no queden dudas, contempla el (Art.45). “La Milicia Bolivariana está organizada por un Comando General, Segundo Comando y Jefatura de Estado Mayor, Agrupamientos, Unidades de Milicia Territorial, Cuerpos Combatientes y los órganos operativos y administrativos funcionales necesarios para coadyuvar en la ejecución de acciones de seguridad, defensa y desarrollo integral de la Nación”. Continúa: “(Art.46). Son funciones de la Milicia Bolivariana: 1. Alistar, organizar, equipar, instruir, entrenar y reentrenar las unidades de la Milicia Bolivariana conformada; 2. Establecer vínculos permanentes entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el pueblo venezolano, para contribuir en garantizar la defensa integral de la Nación; 3. Organizar y entrenar a la Milicia Territorial y a los Cuerpos Combatientes, para ejecutar las operaciones de defensa integral destinadas a garantizar la soberanía e independencia nacional; …6. Orientar, coordinar y apoyar en las áreas de su competencia a los Consejos Comunales, a fin de coadyuvar en el cumplimiento de las políticas públicas; 7, Contribuir y asesorar e la conformación y consolidación de los Comités d Defensa Integral de los Consejos Comunales, a fin de fortalecer la unidad cívico-militar; 8. Recabar, procesar y difundir la información de los Consejos Comunales, instituciones del sector público y privado, necesaria para la elaboración de los planes, programas, proyectos de Desarrollo Integral de la Nación y Movilización Nacional; 9. Coordinar con los órganos, entes y dependencias del sector público y privado, la conformación y organización de los Cuerpos Combatientes, los cuales dependerán administrativamente de los mismos, con la finalidad de contribuir a la defensa integral de la Nación; supervisar y adiestrar los Cuerpos Combatientes, los cuales dependerán operacionalmente del Comando General Nacional de la Milicia Bolivariana;..” Cualquier entendedor no puede pensar en conjeturas. Las funciones son específicas, y todas son de acción, siempre dejando subordinado a este comando el de la FAN. Cualquier militar medio sabe, que es imposible mantener la unidad en dos cuerpos incompatibles y mucho menos pensar en unidad de mando con dos comandos, salvo el mando superior que es precisamente el presidencial, autor e interesado en su guardia pretoriana que denomina “milicias”
La milicia no tiene sentido cuando existe un ejército profesional y moderno. En la antigua Grecia, la profesión militar era más importante que las ocupaciones civiles. En la antigua Roma, el ejército de ciudadanos soldados de la República se transformó en una fuerza profesional, al mismo tiempo que las condiciones sociales cambiaban y la República daba paso al Imperio. En Mesopotamia entre 3200 a.C., y 2500 a.C., se crearon ejércitos estables armados de lanzas y arcos, cuando la guerra conoció un profundo cambio que significó el uso de carros arrastrados por burros y caballos. Durante el siglo II a.C., en Egipto, Sesostris I mantuvo un ejército regular bien equipado, disciplinado y asalariado, dividió su reino en 36 provincias militares, estableció una milicia nacional, asignó tierra para el sustento de los militares y utilizó su ejército tanto ofensiva como defensivamente. A mitad del siglo V a.C. los persas, bajo Ciro el Grande, depuraron el concepto de ejército estable promoviendo el despliegue de la infantería y la caballería e implantando un sistema de disciplina.
Las ciudades Estado griegas mantuvieron cuerpos de milicia capaces de unirse y formar un gran ejército. Creemos que no es esta la idea de Chávez, ya que en esos siglos no existía la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Anuncios

Acerca de LA PROTESTA MILITAR

Sammy Landaeta Millán es Coronel de la Fuerza Aerea Venezolana, en Situación de Retiro, según resolución N°7446 de fecha 27 de julio de 2000 (Propia solicitud). Licenciado en Ciencias y Artes Militares (Opción Aeronáutica). Especialista en Administración de los Recursos de la Aviación. Maestria en el Empleo del Poder Aéreo. Diplomado Estado Mayor Conjunto N°14. Diplomado Curso Especial de Seguridad y Defensa para Ejecutivos. Piloto Aviador Militar. Piloto de Helicópteros Militares. Piloto de Helicóptero Comercial. Especialista en Busqueda y Salvamento. Administra Edita y desde la Gran Caracas. VENEZUELA, el blog de opinión militar y politica. LA PROTESTA MILITAR http://laprotestamilitar.blogspot.com y
Esta entrada fue publicada en Enrique Prieto Silva. Guarda el enlace permanente.