¡El arte del general! Por: G/D (GNV) Enrique Prieto Silva @Enriqueprietos #Opinión

¡EL ARTE DEL GENERAL!

Enrique Prieto Silva

Sábado, 21 de abril de 2018

Pareciera pomposo el título pero nada tiene que ver con la presunción que asoma, toda vez que nos referiremos a la figura que antaño representó en Venezuela el ostento de tan alta jerarquía, como lo fue y ha sido en la historia de los ejércitos del mundo, donde se calificaba de “estratego” y más recientemente jerarquizado, al “capitán de capitanes”, luego del año 1702, cuando existiendo la ambigua jerarquía de brigadier, una ordenanza estableció, que “De brigadier se ascenderá a mariscal de campo, que es el primer grado de oficial general,…” con mando indiferente en cualquier arma.

Cuando se habla del general, muchos asoman algo como el pedigrí o el talento para la guerra, como cuando en el pasado fungieron de hacedores de fantasía con el arte de la muerte y la destrucción, como podemos calificar a la guerra, cuando su conducción conformaba un arte, la estrategia, concebida como el arte de dirigir la guerra, esa habilidad de conducir el conjunto de operaciones que demandan una gran ofensiva o una fundamental defensa. Surgió entonces la gran definición que muchos asoman, para decir que la estrategia es el arte del general. Una conspicua definición que arrastra en muchos diccionarios, una pedagógica fuerza detentora de imagen para quien logra con esfuerzo, talento y trabajo el grado de general, que asumimos como gran honor para un hombre de las armas.

Utilizamos el concepto de estrategia para imbricar de cuajo la difamación que se ha hecho en nuestro esquema y mal llamada profesionalización militar, cuando se asumió la jerarquización como parte del botín de todos los militares venezolanos que no hayan cometido faltas graves, es decir, no se hayan pervertido adorando el sincrético eufemismo de no dejar de adorar al “comandante eterno” y subordinarse patéticamente al presidente como “comandante en jefe”, por el solo hecho de ostentar inconstitucionalmente un grado militar, que choca con la apoliticidad y la desmilitarización del poder público.

Si algún indicio existe para descalificar a los militares de estas últimas décadas, es la de haber “generalizado” a las fuerzas armadas, donde no solo se multiplican los ascensos al grado de general, sino que se amplió la plantilla con el uso abusivo del grado de general en jefe, que solo lo utilizaron 17 libertadores, sino que se le agregó un grado más, el de mayor general, para complacer la mediocridad. ¡Hay que verlos y oírlos!, para entender lo prosaico y lo perverso.

Pero la desidia y el mal humor no nos aqueja tanto por su impertinencia, más que el no comprender su pérfido trabajo fuera de las armas. Esa perversión política que ideó Chávez y metió como lavado cerebral en nuestros militares, al extremo de no entender, que el pueblo los odia, no por su embeleso y torpe actitud de masacrarlo y arrumarlo en la miseria, sino por su dejo melindroso de aupar y aplaudir a los gobernantes, como si fueran sus padrinos o amamantadores, que además de subyugarlos, los comprometen con su arremetida dantesca en la acción malvada y delictiva que no solo los solapa, sino que los convierte en detractores del desarrollo, de la paz y de la esperanza de ese, su mismo pueblo, que no les pide que cambien el gobierno, sino que no sirvan de soporte inconstitucional político para atemorizar al pueblo que quiere por sí mismo un cambio en paz.

Hemos querido referir la estrategia como el arte del general, para recordar a todos los militares activos venezolanos, que la carrera militar se profesionalizo para hacer al militar más culto cada vez, mas no mas soldadesco pretoriano. Bolívar y los otros 16 generales de la independencia deben ser sus guías y moldes para su gloria y no la dantesca adoración de un personaje que con su ayuda destruyó la economía, la sociedad y la paz de Venezuela.

¡La estrategia es el arte del general! Hoy, la estrategia es ayudar al pueblo a reconstruir una Venezuela libre y pujante. ¡Ojalá, Dios los ilumine!

@Enriqueprietos

El arte del general.docx

Anuncios
Publicado en Enrique Prieto Silva | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

La peste roja. Por: Pablo Aure @pabloaure #Opinión ¡Hasta cuándo!

¡Hasta cuándo!

La peste roja

@pabloaure

Desde hace casi dos décadas llegó una plaga al país que se propagó por todo el territorio nacional, infectó las instituciones y hoy Venezuela padece la “peste roja” que es la terrible enfermedad que ella transmite.

El vector transmisor es un asqueroso gusano que pretendió hacerse ver como la medicina de los oprimidos, pero al cabo de muy poco tiempo fue mutando para convertirse en un espécimen aborrecible. En un parasito insaciable que se incrusta en la cabeza de los individuos potenciándole los más ruines sentimientos, bloqueándole la autoestima reduciéndolos a la nada, los induce al conformismo, a permanecer en la pobreza, sobrevivir en la miseria, a soportar cualquier tipo de maltrato y humillación. Esa peste, desde luego, disminuye las expectativas de vida del grupo que la padece.

Aunque el nombre de la enfermedad es “la peste roja” el gusano se nos presentaba revestido de un color verde oliva sin embargo, en la actualidad es multicolor mimetizándose en diferentes grupos sociales.

El parasito, cual sabandija, se nutre de la sangre del receptor.

El pesticida

Para combatirla se deberá fumigar.

Las medidas para su erradicación tienen que ser drásticas, muy contundentes, inclusive sin el consentimiento del enfermo porque sabemos que ese gusano le impediría expresarlo con libertad ya que tiene bloqueado los sentimientos de autoestima. Tendremos que recurrir a fuerzas externas y a las internas que no estén contaminadas.

Como primera acción debe extraerse el gusano, esto es, apartarlo de la víctima y posteriormente con largas sesiones educativas proporcionar las herramientas necesarias para crear los anti cuerpos e impedir que vuelva a reaparecer esa espantosa “peste roja”.

Hay que advertir que el asqueroso gusano en algunas ocasiones suele confundirse con el cirujano que ofrece sus servicios para curar a los enfermos. Uno de los síntomas iniciales del padecimiento de la “peste roja” es la ceguera y el olvido. Al comienzo el paciente se resiste a aceptar la realidad y ve como salvador a su verdugo.

Conclusión de la metáfora.-

Llevamos mucho tiempo explicando el fracaso del populismo y la tragedia que ha significado para nuestro país la aparición de esa perversa cosa llamada “Socialismo del Siglo XXI” que sin duda es un modelo delictivo que no lo podemos combatir con medidas convencionales.

Se ha intentado y hemos fracasado. Mientras más tiempo pase sin ejecutar lo que sabemos debe ser el remedio, las secuelas serán mucho más graves.

No hay salida convencional porque no es a un mal gobierno al que combatimos sino a una organización criminal que jamás entregará el poder mediante el escrutinio popular ya que, siempre estará condicionado por el fraude, el chantaje o el terror.

La caterva de delincuentes que llegó al poder tiene un objetivo muy claro, que no es precisamente proporcionar o facilitar el bien común sino el de aprovecharse del mismo, realizando sus fechorías amparados por los diversos lupanares que han sustituido a lo que antes eran instituciones públicas.

Para salir del régimen tenemos que ser radicales con las medidas, apartar el qué dirán y también las amenazas. Tenemos que entenderlo de una vez por todas: un patriota que diga ser demócrata no se presta para convalidar los fraudes sino que los enfrenta como sea. Así como lo leen: “como sea”. Hay que decirlo y asumir los riesgos que eso conlleva.

El primer riesgo es el de ser visto como radical, como si eso constituyera una ofensa. En lo particular pienso que calificar a alguien de radical lejos de ser una ofensa es un halago. Lo que sí sería un desprestigio es que alguien tuviera que renunciar a sus principios para no molestar a los que aparentan ser opositores pero no se atreven a decir cuál es la verdadera solución a esta desdicha que atormenta a los venezolanos.

No lo dicen porque no se oponen al sistema o al modelo de régimen, sino que se oponen a quienes están en el poder. Tampoco lo dicen porque les asusta que la tiranía los encarcele o inhabilite. En otros casos, no lo dicen porque están comprometidos con el régimen de tal manera que también se lucran con la calamidad venezolana y prefieren que la barbarie se alargue para continuar con el perverso negocio de enriquecerse con el hambre del pueblo.

Ayuda foránea.-

Uno de los obstáculos a los que nos enfrentamos es de querernos encasillar en la falsa idea o creencia que de esto estamos obligados a salir pero solo los venezolanos, o sea, sin la ayuda de nadie.

¡Vaya insensatez!

Si bien es cierto que la solución debe partir del clamor de los venezolanos, no es menos cierto que por más que lo anhelemos si no contamos con la ayuda foránea será imposible sacar a los malandros del poder. Ellos tienen armas que el pueblo no tiene ni quiere tener.

Los delincuentes defenderán su permanencia “como sea”, si tienen que matar lo harán, como ya hemos visto lo han hecho. Ante ese panorama y estando la inmensa mayoría desarmada y desguarnecida por quienes nacionalmente están obligados a garantizar nuestros derechos, pues no queda otra vía que buscar ayuda internacional. Esa injerencia es justa y necesaria. De lo que se trata es, de liberar a un pueblo secuestrado en su propia nación.

Cuando es imposible llegar a un acuerdo de liberación con los secuestradores, pues entonces hay que asumir riesgos para lograrlo. Esperemos que la comunidad internacional esté decidida a socorrernos. Les confieso que estoy esperanzado con esa posibilidad. Sin ambages ni vergüenza lo digo: saldremos de los delincuentes cuando entendamos que sin la ayuda internacional jamás podremos lograrlo. Para que esa ayuda venga al país estamos obligados a procurarla de pensamiento, palabra y acción.

Como sea

Por último, a las personas que se asustan con el significado de la frase “como sea” les digo con palabras sencillas que en el derecho penal existe el principio jurídico de la legítima defensa, y de acuerdo a él, si la peste roja busca exterminarnos ‘como sea’, quienes somos víctimas de ese exterminio tenemos derecho a responder en consecuencia y proporcionalmente.

“La legítima defensa es un instituto jurídico de carácter universal, y que ha sido reconocido por todas las legislaciones del mundo, a tal punto que el Papa Juan Pablo II, en su encíclica Evangelium Vitae (El Evangelio de la Vida), de 25 de marzo de 1995, la define claramente como El derecho a la vida y la obligación de preservarla” (Wikipedia)

Pablo Aure

Publicado en Pablo Aure | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios

Entre la abstención y la participación. Por G/D (Ej.) Fernando Ochoa Antich @FOchoaAntich #Opinión #Venezuela

Estimados amigos: Les remito anexo mi artículo de opinión de este domingo. Espero que les agrade en medio de la polémica que ha surgido alrededor de la elección presidencial. Traté de ser lo más equilibrado posible. Abrazos, Fernando Ochoa Antich.

Entre la abstención y la participación

Fernando Ochoa Antich.

En un artículo que escribí hace algunas semanas mantuve que lograr la división de la oposición era la estrategia diseñada por Nicolás Maduro para evitar una aplastante derrota en la próxima elección presidencial como consecuencia del creciente rechazo de los venezolanos a su figura y a su desastrosa gestión de gobierno. Esa estrategia ya había obtenido un primer éxito, en el año 2017, al romper la unidad de la oposición y debilitar el acuerdo político que había permitido el indiscutible triunfo en las elecciones parlamentarias del año 2015. La unidad opositora se dividió entre radicales, que creían en la protesta popular como la forma más eficaz para derrocar a la dictadura, y los “electoralistas”, que mantenían la vía constitucional, democrática, pacífica y electoral como la única manera posible para imponer un cambio político. La protesta popular fue diezmada por la criminal represión del régimen. Esta dolorosa realidad pareció indicar que la oposición había recuperado, de nuevo, su unidad monolítica.

Lamentablemente no fue así. La inconstitucional convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, irrespetando el principio: un ciudadano, un voto, demostró que el régimen madurista no permitiría jamás unas elecciones realmente transparentes en las cuales pudiese ser derrotado. Los comicios para elegir alcaldes y gobernadores así lo demostraron: la convocatoria a destiempo, las miles de triquiñuelas empleadas, el fraude electoral en contra del triunfo de Andrés Velásquez en el estado Bolívar y la obligación impuesta a los triunfadores de juramentarse ante la írrita Asamblea Nacional Constituyente, evidenciaron esta nueva realidad política. En virtud de los atropellos electorales cometidos por el gobierno, ha tomado cuerpo el abstencionismo, en respuesta a este estado de cosas. Debemos también agregar la manifiesta incapacidad de la dirigencia opositora para diseñar una exitosa estrategia que pudiese garantizar un cambio político en Venezuela.

De todas maneras, el sector “electoralista” quiso hacer un último esfuerzo para preservar el camino democrático y aceptó participar en Santo Domingo en unas nuevas conversaciones con el objeto de lograr las condiciones electorales previstas en la Constitución y en las normas legales establecidas. El gobierno se dedicó a sabotear la posibilidad de lograr ese acuerdo y como era de esperarse dicho esfuerzo fracasó. Ante la reprochable conducta oficial, un amplio sector de la comunidad internacional, así como importantes factores del quehacer nacional, se pronunciaron por el desconocimiento del resultado de la próxima elección presidencial. Igualmente, con el argumento de no convalidar la ilegalidad del proceso, la mayoría de los partidos políticos de oposición decidieron no participar. Henry Falcón insistió en que se escogiera un candidato único, fuera por encuestas o por primarias, manteniendo que era posible derrotar al régimen dado el inmenso rechazo popular de Nicolás Maduro.

El resultado ha sido el recrudecimiento de la división entre electoralistas y abstencionistas. Cada sector cree en su estrategia para lograr el cambio político: el electoralista considera posible la derrota de Nicolás Maduro en las elecciones presidenciales; el abstencionista cree en la presión internacional para debilitar el régimen. Esta situación no debió haber ocurrido. Era de extrema importancia mantener la unidad de la oposición. Lamentablemente, así de compleja es la condición humana y la política. Peor aún es que ocurran ataques entre uno y otro sector. Espero que esa situación se supere, ya que después del 20 de mayo será imprescindible unificar a la oposición para enfrentar la difícil situación nacional. No es fácil ver el futuro, pero los abusos gubernamentales y la creciente crisis social, consecuencia de la hiperinflación, del hambre y la muerte, puede conducir a un proceso incontrolable de violencia o a una creciente apatía que paralice la capacidad de lucha de nuestro pueblo.

Veamos ahora las actuales circunstancias políticas: Henry Falcón está en campaña. La totalidad de las encuestas le dan más de 12 puntos a su favor, cerca de dos millones de votos. Si esta realidad se consolida tendría reales posibilidades de triunfo, pero requiere de un eficiente control de las mesas y de las actas electorales. Su programa de gobierno plantea, desde un punto de vista político, reducir el período presidencial a cuatro años y eliminar la reelección inmediata; desde un punto de vista económico, mejorar la calidad de vida; ayudar a los más afectados por la crisis y otorgar al sector privado el marco jurídico y los incentivos para crear empleo, producir y crecer. Tres medidas han tenido un gran impacto popular: devolver las empresas expropiadas, dolarizar para controlar la hiperinflación y crear la tarjeta solidaria. La dictadura madurista no va aceptar la derrota: incrementará el fraude y utilizará la fuerza para no reconocerla. Henry Falcón debe estar preparado para denunciarlo enérgicamente ante nuestro pueblo y el mundo.

El sector abstencionista planteó como estrategia central utilizar el campo internacional para cuestionar y debilitar la dictadura madurista. Sin lugar a dudas, el esfuerzo realizado por los diputados Julio Borges y Luis Florido ha tenido una gran importancia para lograr el actual respaldo internacional. Recientemente han ocurrido dos hechos que han cuestionado aún más la legitimidad del régimen madurista: la reunión de la VIII Cumbre de la Américas y el enjuiciamiento de Nicolás Maduro por el legítimo TSJ en el exilio. La Cumbre de Lima tuvo el impacto esperado. Pudimos observar que el tema central: “Gobernabilidad democrática ante la corrupción” fue opacado por las duras críticas que recibió el gobierno de Maduro por su convocatoria a destiempo de las elecciones de mayo y su falta de condiciones democráticas. Además, el comunicado sobre Venezuela, aprobado por 17 países, planteó la necesidad de una solución democrática y humanitaria a nuestra inmanejable crisis nacional.

La audiencia pública del legítimo Tribunal Supremo de Justicia en el exilio celebrada, el 9 de abril, en el senado colombiano, discutió las pruebas presentadas por la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, reconociendo que “existen causas probables en la comisión de delitos de corrupción y legitimación de capitales por el señor Nicolás Maduro Moros, en su ejercicio como jefe de Estado, en su relación personal con la empresa brasileña Odebrecht”. Esta realidad obliga al legítimo TSJ en el exilio, en cumplimiento del artículo 266 constitucional, “a declarar si hay o no mérito para el enjuiciamiento del Presidente de la República, y en caso afirmativo, continuar conociendo de la causa, previa autorización de la Asamblea Nacional, hasta sentencia definitiva“. Así lo comunicó a la Asamblea Nacional y ésta, con una mayoría suficiente de 105 votos, autorizó el enjuiciamiento del presidente Nicolás Maduro.

Los esfuerzos de la oposición democrática, sea electoralista o abstencionista, han logrado un importante efecto político: debilitar la base de sustentación del régimen madurista. Esta realidad parece no tener posibilidad de recuperación, ya que las constantes y permanentes arbitrariedades y corruptelas de la camarilla gobernante han minado de tal manera la legitimidad de origen y de ejercicio de Nicolás Maduro que la propia base de sustentación del régimen, constituida por la Fuerza Armada Nacional, el PSUV y la propia camarilla gobernante, empieza a desmoronarse. Los rumores de graves divisiones internas, la detención y encarcelamiento de un número importante de oficiales, entre ellos varios comandantes de unidades tácticas, y el enfriamiento de algunos importantes respaldos en el orden político, nacional e internacional, muestran esta dura realidad. Le doy un buen consejo a Nicolás Maduro: impulse una inmediata transición política. No hacerlo puede traerle graves consecuencias a usted y a Venezuela.

Caracas, 22 de abril de 2018.

fochoaantich.

20180422. Entre la abstención y la participación.docx

Publicado en Fernando Ochoa Antich | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

F.A.N. ¡ACTÙEN! Por: Daniel Comisso Urdaneta CA (A.R.V.) 3.793.306. RECORDANDO ALTAMIRA XLVIII

 

RECORDANDO ALTAMIRA XLVIII

F.A.N. ¡ACTÙEN!

18 abril 2018

Creo no equivocarme al afirmar que como nunca antes, se han presentado las condiciones constitucionales, legales, institucionales y sociales por su carácter humanitario, que exijen la correspondiente respuesta de la “Fuerza Armada Nacional” (FAN). La presión del pueblo en su lucha de 20 años con sufrimiento, dolor y sacrificio de seres queridos, ha logrado la actuación de todas las instituciones legítimas reconocidas.

Ciudadanos e instituciones nacionales, regionales, hemisféricas y globales, esperan el pronunciamiento de las FAN en estricto cumplimiento de la carta magna. Todos los ciudadanos esperamos el accionar de las FAN en defensa de las instituciones y en apoyo al pueblo para que pueda ejercer su derecho constitucional de aplicación de la soberanía directa a fin de destituir al tirano traidor y su régimen, tal como lo han ordenado y exigido los órganos institucionales calificados y legítimos.

El pueblo, si bien oprimido, burlado, abandonado y ofendido, aún alberga la esperanza de que sus FAN asuman su responsabilidad ya insoslayable ante la actual situación. El pueblo sabe que de no tener ese apoyo su sacrificio será mucho mayor. Las FAN también lo saben.

Es inaceptable la inacción, silencio y sumisión de las FAN, ante el obligatorio cumplimiento de su deber constitucional y, en todo caso, ante el clamor del pueblo en su deplorable condición.

Como he expresado en anteriores reflexiones, esta actuación de las FAN no es de exclusiva responsabilidad y deber de los altos mandos, mas, sí es mandatoria para todas las instancias y jerarquías del órgano regular de la institución. La obediencia debida fue abolida e incurre en responsabilidad penal quien pretenda cobijarse en ella para justificar, en este caso su grave omisión, que los convierte en cómplices. Por tanto lo correcto es actuar en base a la objeción de conciencia, la cual les libera de la obligación de seguir reconociendo y obedeciendo a un mando deslegitimado, corrupto y traidor, y, les obliga a cumplir la constitución, las leyes.

Exhorto a todos los integrantes de las FAN a cumplir con su responsabilidad institucional. El pueblo de Venezuela espera que sus FAN reaccionen y activen los mecanismos concernientes para facilitar a las instituciones legítimas la destitución y enjuiciamiento del tirano traidor, y, llevar adelante el proceso de transición que culmine en la reinstitucionalización del país y el nacimiento de la Nueva Venezuela.

Integrantes de las FAN, con mucho pesar les expreso que, hoy por hoy, gran parte de los ciudadanos no expresan en voz alta su desencanto y desaprobación hacia la institución armada sólo porque ansían y mantienen la esperanza de que reaccionarán a su clamor de apoyarlos en la lucha por la recuperación de la república, tan solo por eso.

Pero, igualmente les indico que, con o sin las FAN, el pueblo logrará la victoria contra la tiranía traidora y al finalizar la lucha, una vez amanecido el “día después”, cada individuo y cada institución, tendrá que rendir cuentas ante el bravo pueblo que el yugo lanzó, la constitución y la ley respetando, y entonces la FAN que optó por la omisión y la inacción, temblará de pavor en sus unidades, porque no podrá ser mayor el desprestigio y la vergüenza. Entonces, será imposible evitar la obligatoria discusión sobre la existencia de una FAN que le dio la espalda al país y no cumplió con el sagrado deber de defender al pueblo, a las instituciones y al país.

Integrantes de las FAN, esperamos por ustedes, ¡ACTÙEN!

Daniel Comisso Urdaneta

CA (A.R.V.)

3.793.306

Publicado en Daniel Comisso Urdaneta | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Petróleo amargo. Por: Eddie A. Ramírez S. OPINIÓN.

Petróleo amargo

Eddie A. Ramírez S.

Arroz amargo es una película de 1949 que en ese entonces impresionó a mi amigo Antonio, quien pasó muchas noches de insomnio pensando en la despampanante Silvana Mangano. La trama versa sobre la explotación de los trabajadores contratados para el cultivo del arroz y la corrupción. Para los expertos no existe el petróleo amargo, sino el gas amargo, pero en el caso de Venezuela el llamado oro negro ha resultado amargo. No logró desarrollar al país, tampoco a la propia industria petrolera y en en los últimos dieciséis años se derrumbó su producción y procesamiento y ha sido fuente de corrupción.

La historia del petróleo en Venezuela puede dividirse en cuatro etapas. La primera abarca desde 1878 con la creación de la Petrolia del Táchira, que operó hasta 1934. Posteriormente llegaron las grandes transnacionales, las cuales se aprovecharon del corrupto Juan Vicente Gómez y de su entorno para caribearnos. Esta etapa finalizó con la Ley de Hidrocarburos de 1943, que limitó los abusos de esas compañías.

La segunda etapa va desde 1944 hasta la estatización en 1975. Las compañías lograron colocar a nuestro país como el segundo productor mundial de petróleo y el primer exportador. El gobierno elevó los impuestos y para defender nuestros intereses, Venezuela fue promotor fundamental de la OPEP en 1960. En ese entonces nuestro aporte era el 36 % de la producción de esa organización. Venezuela tuvo un crecimiento espectacular, pero no logró diversificar su economía y un elevado porcentaje de la población permaneció en la pobreza.

La tercera etapa va desde 1976 fecha en la que los venezolanos asumieron la conducción de esta industria, hasta finales del 2002. Ante la inminente estatización, las trasnacionales, redujeron la inversión y el mantenimiento, pero formaron personal venezolano. Lógicamente, en esos primeros años declinó la producción. Ante las limitaciones para realizar las inversiones, Pdvsa creó, con la aprobación del Congreso Nacional, Convenios Operativos, Asociaciones Estratégicas e Inversión a Riesgo y Ganancias Compartidas, y con el concurso de empresas privadas logró producir 1.100.000 b/d adicionales, que de otra manera hubiesen permanecido bajo tierra.

La producción en el año 2001 fue de 3.094.000 b/d de crudo y 173.000b/d de líquidos del gas natural y el número de trabajadores era de 69.284, de los cuales 40.955 propios y 28.329 contratados. Es decir que cada trabajador producía 47,1 b/d. La deuda financiera era de 7.500 millones de dólares. Para garantizar el mercado se adquirieron total o parcialmente 18 refinerías en el exterior. Pdvsa era dueña de una capacidad de procesamiento internacional de 1.952.000 b/d.

El gran error fue dilapidar los ingresos y limitar la producción, lo cual nos dejó

rezagados y con amarguras.

La cuarta etapa se inició en el 2003, después del despido ilegal de casi 23.000 trabajadores, del ingreso de activistas políticos y de la designación de directores y gerentes sin méritos. Las cifras son elocuentes. La producción de crudo a marzo de este año, consignada en el Monthly Oil Market Report de la OPEP, fue de solo 1.488.000 b/d. O sea que apenas producimos el 4,6% del total de la OPEP y en latinoamérica estamos detrás de Brasil y México.

El número de trabajadores reportado en el último Informe Anual de Pdvsa del 2016, es de 164.370, de los cuales 133.327 laboran en actividades petroleras (110.648 propios y 22.679 contratados) y 31.043 están en actividades no petroleras. Es decir que cada trabajador está produciendo solo nueve barriles por día. Pdvsa explota a sus trabajadores al no velar por la seguridad de las operaciones, lo cual ha ocasionado gran número de accidentes. El propio expresidente Del Pino declaró que se había descuidado el mantenimiento.

En cuanto a refinación, Pdvsa decidió que era preferible vender 10 refinerías en Estados Unidos y en Europa y adquirir tres, en Cuba, Jamaica y República Dominicana. Hoy solo contamos con una capacidad de refinación de 869.000 b/d. Es decir que perdimos 1.085.000 b/d de capacidad de refinación, o sea de colocación de nuestros crudos en el exterior, además de la posibilidad de procesar mucho más si se lograba acuerdos con los socios. Recientemente Cuba se apoderó de nuestra participación en la refinería de Cienfuegos.

Según US Energy Information Administration, en el año 2017 Venezuela importó de Estados Unidos 28.259.000 barriles de productos refinados, de los cuales 6.322.000 barriles fueron de gasolina y 6.426.000 barriles de diesel. El resto fue de diferentes productos. No disponemos de cifras de importaciones de petróleo liviano, ni de combustibles procedentes de otros países. La deuda financiera de Pdvsa al 2016 era de 41 millones de dólares. Además, hay que agregar la deuda que tiene con el Banco Central y con proveedores. Por apropiarse de parte de la cosecha petrolera hay tres expresidentes y unos 60 gerentes indiciados por corrupción.

El petróleo pudo ser nuestro instrumento de desarrollo. Políticas equivocadas produjeron resultados amargos.

Como (había) en botica: La Declaración de los principales 16 países de América afirmando que sin condiciones justas las elecciones “carecerán de legitimidad y credibilidad”, debería hacer rectificar a Henry Falcón. La Asamblea debe autorizar el juicio a Maduro ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez 17/04/18 Noticiero Digital, Runrunes y Digaloahi digital

Publicado en Eddie A. Ramírez S. | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

VENEZUELA: A LOS POLÍTICOS Y MILITARES. Por: RAUL GORR8TGUI®️ OPINIÓN @rajozgui

A LOS POLÍTICOS Y MILITARES

En nuestra infausta Venezuela cohabitan y conviven en conveniente armonía, dos grupos de sujetos mezquinos y desdichados, que le dan la espalda al país cuando este más los necesita.

Uno de ellos los políticos.

De bando y bando (pagan justos por pecadores) que viven de la renta de la compra de conciencias. Ladrones usureros que trafican con las esperanzas de un pueblo, vendiéndolas, hipotecándolas, pagando su liberación, para luego repartirse los intereses entre ellos mismos, sin el menor pudor.

Hipócritas fariseos, que ven al país como una gran fiesta de carnaval, con una comelona eterna, donde no les importa intercambiarse los sudorosos disfraces, ni beber, borrachos de avaricia al pico de la misma botella, ni comer del mismo plato y con la misma cuchara de su “rival”, siempre y cuando olfateen, cual perros de presa, que habrá un beneficio y provecho mutuo y compartido.

Pésimos comediantes sobreactuados, grises titiriteros que, ante un auditorio decepcionado, fingen odio o amor entre ellos dependiendo de la música que suene.

Mediocres que se creen habilidosos, astutos y perspicaces, cuando en realidad son torpes, simplones y miopes. Habilidosos para ubicarse, astutos para sacar provecho y perspicaces para evadir, pero torpes para justificarse, simplones para rectificar y miopes para ver la realidad.

Que llenan sus bolsillos de dólares y prebendas, no por inteligentes y brillantes, sino porque no hay controles que no se lo permitan.

Descaradamente y sin escrúpulos, van hacia su objetivo, que no es más que la consecución del poder a como de lugar, nadando a placer en un mar de promesas y juramentos generalmente incumplibles e irrealizables.

Coquetean y flirtean con el tesoro público metiéndole mano sin recato ni vergüenza. Pocos son los honestos y siempre se les olvida quien los pone y los quita.

Padecen de una especie de desintonización crónica con los ciudadanos y su realidad. Pactan y venden sus almas al diablo creyendo poder anular las facturas que tarde o temprano este les cobrará.

El enemigo de ayer puede ser el amigo de mañana, según sea el tamaño de su dote.

El fin siempre justificará los medios y las prebendas y beneficios bien valdrían una eventual traición a sus supuestos ideales.

Con el entrecejo fruncido, las posaderas alegres y alborotadas y escoltados con un numeroso grupo de “aplaudidores profesionales”, convocan a diestra y siniestra, a ruedas de prensa para realizar “aclaratorias” sobre acusaciones “infundadas y malintencionadas” que mancillan sus prístinas trayectorias y dan charlas y conferencias sobre ética, moralidad y probidad. Falsos..!!!

Y así… de fiesta en fiesta. De guiso en guiso. De reparto en reparto, pierden lo único que decente que pueden ofrecer: La credibilidad y la confiabilidad.

El otro grupete nefasto, infeliz y desafortunado es el de los militares.

Tristes bufones que cambiaron el honor y la gloria heredados de heroicas gestas independentistas, por guacales de verduras y pipotes de dólares mal habidos.

Obesos, toscos y ordinarios uniformados verde oliva, que acuñaron la matriz de valorar a los últimos de la fila, a los más flojos, a los incapaces, a los incompetentes, a los ineptos, con la pueril excusa de haber sido segregados y discriminados por décadas.

Tipejos que no pueden justificar su modus vivendi y que impune y groseramente lo ostentan, alardeando sus codicias sin ningún tipo de reservas, sabiendo que la mayoría del pueblo venezolano pasa hambre y necesidad.

“Soldados de la patria” con las rodillas rotas y las palmas de las manos hinchadas de tanto aplaudir las sandeces del tirano que subyuga a sus hermanos.

Involucrados en cuanto chanchullo, tráfico de lo que sea y contrabando se presente.

Buenos para nada y toderos de oficio.

Sirven tanto para ministros, gobernadores y políticos, como para alcaldes, embajadores o cónsules. Hasta para presidentes de la República.

Sujetos perversos y desalmados, desfasados y desubicados en el tiempo y en el espacio, que disparan a un pueblo indefenso por el simple hecho de reclamar sus derechos consagrados en la constitución y confiscados por un régimen cruel e indolente.

Y a todas estas un pueblo que hambriento de justicia y comida e inconsciente de su fuerza y poder, cifra sus esperanzas de progreso, futuro y libertad en este par de instituciones desnaturalizadas y desvirtuadas.

Ahora bien… Podrá nuestra querida Venezuela zafarse de las garras de la atroz dictadura que padece, sin el apoyo desinteresado de este par de elementos pervertidos y desviados de sus principios…??? Quien sabe…!!!

Cierro con una “frase célebre” de uno de los mentores y referentes de este desastre llamado revolución bolivariana o socialismo de siglo XXI, que para los efectos es la misma deposición excremental.

“Las ideas son más poderosas que las armas. Nosotros no dejamos que nuestros enemigos tengan armas, ¿por qué dejaríamos que tuvieran ideas?”

Stalin

@rajozgui

FUENTE: TwitLonger

IMAGEN SUPERIOR: Collage de @ProtestaMilitar con fotografías por cortesía de la internet libre, respetando por supuesto; sus derechos autorales. Gracias.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

CUMBRE DE LAS AMÉRICAS: Declaración sobre #Venezuela #Lima #Perú #14ABR18


DECLARACION SOBRE VENEZUELA

Los Jefes de Estado y de Gobierno de Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, y el Vicepresidente de los Estados Unidos, reunidos con ocasión de la VIII Cumbre de las Américas; ante la persistente situación de quiebre del orden constitucional en Venezuela y preocupados por el agravamiento de la crisis política, económica, social y humanitaria en ese país:

1.Hacen un urgente llamado al gobierno venezolano para que lleve a cabo elecciones presidenciales con las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático, sin presos políticos, que incluya la participación de todos los actores políticos venezolanos, y ratifican que unas elecciones que no cumplan con esas condiciones carecerán de legitimidad y credibilidad.

2. Expresan su determinación de seguir impulsando, especialmente en el ámbito de la OEA, acciones e iniciativas que contribuyan a la restauración de la institucionalidad democrática, el respeto de los derechos humanos, y la plena vigencia del estado de derecho.

3.Refrendan su apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela y reiteran que los actos jurídicos que conforme a su Constitución requieran de autorización de dicha asamblea solo serán reconocidos cuando ésta los haya aprobado y en ese contexto, considerarán nuevas medidas que contribuyan al pleno respeto de sus facultades constitucionales en materia económica y financiera.

4.Exhortan a los organismos especializados, agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas y de la OEA a implementar de manera inmediata un programa de asistencia humanitaria para aliviar la situación de sufrimiento y escasez que padece el pueblo de Venezuela. En tal sentido, reiteran su llamado al gobierno venezolano para que permita el ingreso y distribución de la ayuda humanitaria que mitigue los graves efectos del desabastecimiento, especialmente de alimentos y medicinas.

5.Expresan su profunda preocupación por el creciente éxodo de ciudadanos venezolanos que se han visto obligados a abandonar su país como producto de la crisis y exhortan a los organismos internacionales pertinentes a elaborar de manera inmediata, un programa de apoyo y fortalecimiento de capacidades de los países de la región para atender las distintas necesidades, incluidas las de seguridad, derivadas de este éxodo.

6.Exhortan a los miembros de la comunidad internacional para que apoyen los esfuerzos y decisiones de los países de la región a fin de contribuir al restablecimiento de la democracia en Venezuela. Hacen en este sentido un llamado a los países que han adoptado medidas a ampliarlas y fortalecerlas.

7.Subrayan la importancia de que la comunidad internacional apoye la recuperación económica de Venezuela, una vez restaurado el orden democrático y constitucional.

Lima, 14 de abril de 2018

IMAGEN SUPERIOR: Por cortesía de: INFOBAE

Publicado en Venezuela | Etiquetado , , , | Deja un comentario